Piel Camaleón lleva más de cinco años lanzando música y, lentamente, subiendo a lo más alto de los escalafones alternativos en Colombia. El proyecto liderado por los hermanos Moreno se ha hecho con la estima del público nacional, sobre todo a la luz de la publicación en 2020 de PONG, un álbum divertido y cálido que nos regresó el alma al cuerpo luego de meses de encierro. La banda con sede en Bogotá ha crecido junto con su audiencia y ha trabajado juiciosamente para construir una identidad musical propia que la distingue en el panorama alternativo colombiano. A medio camino entre el mainstream y el under, la banda ha creado un sonido elevado y explosivo, una puesta escénica espectacular y un sonido envolvente y positivo que no deja a nadie indiferente. Hablamos con la polifacética propuesta sobre su participación en el Estéreo Picnic 2022, los colores de su show y la magia de tocar música electrónica en vivo.

Piel Camaleón tuvo la difícil tarea de abrir el escenario principal para esta edición del Estéreo Picnic. ¿Cómo se prepararon para este desafío, en el que sobresalieron con excelencia?

Daniel: Muchos ensayos con un gran equipo de audio, luces, styling y visuales. Sabíamos que teníamos una responsabilidad gigante al abrir la tarima más importante del festival, la vara estaba alta y teníamos que darla toda.

Lucía: También hubo omeprazol involucrado los dos días anteriores: me dio gastritis. La ansiedad pegó duro y a mí me tocó echar clonazepam dos horas antes de salir a escena [risas].

Parte de la propuesta de valor de la banda es su puesta en escena y su dirección de arte, hablemos un poco de las ventajas de tener en cuenta la estética desde una perspectiva tan milimétrica a la hora de resolver el tema del en vivo. 

Daniel:  Nuestros shows tienen un componente visual muy fuerte y lo preparamos bastante, pero esta vez queríamos llevarlo a otro nivel. Esta vez organizamos todo de manera que estuviera relacionado. Que las visuales estuvieran acorde a nuestro vestuario y luces, con las canciones.

Jacobo: Todo eso nos da seguridad. Nos ayuda a fortalecer el concepto de la banda al limitarnos estéticamente. El show se vuelve más creativo cuando hay cosas más concretas. 

Cortesía de la banda. Foto: Matías (@matias_g98)

Desde la orilla independiente Piel Camaleón no tiene miedo en coquetear con un sonido mainstream. ¿Es necesario seguir utilizando estas distinciones al momento de pensar la música contemporánea? 

Lucía: Creo que para nosotros el sonido “mainstream” ha sido coincidencia, creamos basándonos en lo que estemos escuchando de momento, lo que más nos guste; justo en el proceso creativo de PONG nos encontrábamos en este punto de pop pegajoso.

Daniel: La banda ha encontrado su sonido dentro de ese género del pop alternativo medio indie, Funky… pero realmente nunca nos hemos esforzado por hacer algo comercial. ¿Qué hago pues si me la paso escuchando Dua Lipa?

Esto en razón de que ahora pareciera que el centro es la periferia. La mayoría de los shows del FEP estuvieron o están bajo la nomenclatura de lo indie. ¿Tiene sentido seguir utilizando estas distinciones? 

Todos: Sí. Aunque la banda sea pop, nuestra manera de surgir siempre ha sido mediante el concepto de lo indie, algo independiente y DIY. Nosotros pensamos lo “indie” desde esta última perspectiva y nos ayuda a darle nombre a los procesos que utilizamos.

En este orden de ideas, también tiene sentido hablar de la importancia de la radio para los proyectos nacionales. En la construcción de una audiencia, ¿qué incidencia tiene el papel de la radio pública y la radio privada, además de los medios de comunicación? 

Daniel: Las redes sociales son lo más importante hoy en día, pero nosotros le debemos un montón a la radio colombiana de que peguen mucho algunas de nuestras canciones.

Lucía: Nosotros le tenemos que agradecer a Radioacktiva por el boom de Astropófago, por ejemplo.

Daniel: Sí, y la radio tiene un plus, y es que sus oyentes son muy fieles a lo que están recibiendo.

En producciones recientes han venido construyendo un sonido novedoso que se aleja paulatinamente de la propuesta sonora de PONG, ¿cuál es el norte de Piel Camaleón en materia sonora en este momento de su carrera? 

Jacobo: PONG marca una línea sonora muy clara. Puede que con “Mestizo” estemos recuperando algo de lo anterior (un sonido más crudo y natural) pero indudablemente lo que estamos preparando en estudio sigue los sintetizadores y la música bailable. Andamos experimentando también con toques de electrónica.

Daniel: PONG marcó una identidad sonora para la banda y eso que encontramos en PONG no va a desaparecer de Pielca; así es como queremos sonar y seguir sonando. Sin embargo, a nosotros toda la vida nos ha encantado el rock y tratamos de involucrar esos sonidos sin perder lo que encontramos en PONG. No podríamos decir cual es el próximo horizonte sonoro de la banda, aunque hayamos experimentado con el rock en “Acapulco”, “Te valgo” y “Mestizo”, también nos interesa mucho el techno, la música electrónica en general, y vamos a seguir disfrutando esa exploración.

Cortesía de la banda. Foto: Matías (@matias_g98)

El año pasado celebraron una importante gira nacional, que fue un éxito. ¿Están pensando en salir pronto del país, a México, quizás?

Lucía: Amaríamos ir a México, Argentina y España. En este momento, con México tenemos una conexión fuerte y es un público que nos encantaría hacer crecer. Nos encanta la cultura, la comida y el compromiso del público con la música. Si algún tour manager está leyendo please que nos caiga al DM. 

Daniel: Argentina y España también están en la mira, vamos a estar teniendo contacto con esos dos lugares del mundo por varias aristas de la banda y nuestra meta es llegar todos allá pronto.  

Creo que es también relevante preguntarnos por el papel de las bandas independientes colombianas en el festival, ¿por qué es relevante esta curaduría para el desarrollo de la escena emergente colombiana?

Daniel: En esos escenarios grandes es cuando las bandas emergentes empiezan a crecer y dejar de ser emergentes. Se hace un “upgrade”, uno empieza a pensar esto de manera más seria y profesional (sin decir que antes no lo fuera, pero agrega nuevos objetivos muy grandes). Preparar un show para 10mil personas hace que se crezca el equipo de producción y dejan de ser los 5 músicos en tarima para ser 20 profesionales trabajando duro por un buen concierto.

Para cerrar, ¿cuál fue el show colombiano que más disfrutaron? ¿Cuál fue el internacional? 

Martín: Nacional: Juan Pablo Vega llegó en el momento perfecto, después del trajín del viernes y sábado, queríamos una tardeada en el pasto junto a nuestros amigos, fue la banda sonora perfecta para parchar con nuestra gente, ya que amamos su música.

Daniel: Nacional, Ela Minus Qué gonorrea ¡qué piroba tan tesa! E internacional, C. Tangana.

Jacobo: Nacional: J Balvin… (silencio sepulcral seguido de risas de toda la banda) mentira, qué asco; para mí lo mejor fue Diamante Eléctrico. Internacional: C. Tangana o The Strokes.

Lucía: Nacional: Crudo, ese man LAS PUSO TODAS, qué farra más ******. Internacional: C. Tangana nos dio clases de cómo montar un show teatral con sonido impecable; pero yo le quiero dar mención especial a WOS: esperaba mucho y logró superar todas mis expectativas. Sus músicos son otro nivel, la energía que había en la carpa es lo más lindo que he sentido en mucho tiempo. Lloré todo el show. 

Alejandro: Caribou fue de las cosas más impresionantes que han pasado por el FEP. La magia de tocar música electrónica en vivo por completo, con instrumentos y personas reales, con error humano y esfuerzo sobrehumano, es resultado de una hazaña a la que no muchas bandas se someten. Es muy gratificante ver conciertos de bandas que se preocupan mucho por el sonido de todo lo que tocan, y que persiguen un concepto muy grande y complejo que sí o sí tiene que verse plasmado en el escenario.

Foto cortesía de la banda.