Fotos: Paola Baltazar

Caribou en vivo es una experiencia eléctrica, un viaje de dinamismo puro entre excelentes visuales y un ensamble mágico de músicos sobre el escenario. La noche comenzó con Suricata y un set suave lleno de grandes crestas musicales, beats suaves pero envolventes acompañados de un gran set visual.

La banda volvía a presentarse en un show solitario en CDMX después de muchos años y vaya que fue una noche sensacional. El toque extra de este concierto fue celebrar junto a Daphni su cumpleaños, lo cual rápido la audiencia coreo happy birthday para animar al músico.

Después de tantos años de espera Caribou no se guardó nada y soltó todos los hits dentro de su catálogo, en el escenario, las postales eran visuales radiantes y llenos de color. En esta noche sonaron “Sun”, “Bowls”, Odessa”, “Silver” y muchas más.

Así mismo escuchamos versiones extendidas de tracks como “Sun” y “Can’t Do Without You” y “You Can’t Do It” done pudimos ver el máximo esplendor de la banda. Dos baterias impecables, una gran secuencia en los sintetizadores, hipnótica y brillante, lineas de bajo envolventes y luces estroboscopicas al ritmo del beat.

Una noche íntima donde conocimos “Suddenly” en vivo así como el recorrido por más momentos de su discografía. Una noche elegante, llena de colores y buen baile, la selección sonora fue impecable y la espera de un show en solitario de Caribou en CDMX llenó todas las expectativas.