El proyecto de Paula Pera y el fin de los tiempos es uno de los más emocionantes de la nueva ola de mujeres cantautoras colombianas. Con una importante colaboración en el último álbum de Esteman la cantautora bogotana empezó a abrirse un camino en el espectro alternativo latinoamericano. Antes de empezar a lanzar sus canciones, sin embargo, Paula había hecho parte de la ruidosa Stallone, una banda cargada de ruido que fue parte de la experiencia estética de un momento central del under bogotano. Con su banda, Paula Pera ha creado una colección de canciones delicadas y emotivas que aparecieron en medio de la pandemia y que nos han obligado a enfrentarnos con las sombras de la soledad, la melancolía y el desamor. Su propuesta hizo de la pasada edición del Festival Estéreo Picnic un momento de sosegada reflexión. Hubo lágrimas, y no solo las de la cantautora que cumplía un sueño de hace años, sino de una audiencia que ha convertido sus composiciones en fotogramas de su álbum de nostalgias. Hablamos con Paula Pedraza, líder del proyecto, sobre su experiencia en el Festival Estéreo Picnic 2022, el feminismo y la cuota de género, además del show de IDLES y Ela Milus.

Sin duda el proyecto de Paula Pera y el fin de los tiempos es uno de los que mayor sorpresa (positiva) generó al anunciarse el cartel de esta edición del Estéreo Picnic. ¿Estabas preparada para el anuncio cuando hasta entonces tenías apenas un puñado de canciones públicas?

Sin duda fue una grata sorpresa, no me lo esperaba para nada y menos un día antes de anunciar el Line Up. Estaba sentada al medio día trabajando cuando me entró un mensaje de Whatsapp cuando me ofrecieron tocar en el Festival. Literal empecé a gritar y tenía una sonrisa en la cara que no podía quitar por nada, por años había fantaseado con tocar ahí.

Para un proyecto con un año en el ruedo, la respuesta del público ha sido inusitada. Sin embargo, no es tu primer proyecto musical. ¿Algún aprendizaje importante que hayas implementado de tu experiencia previa?

Ufff, pues yo creo que mi vida entera me ha preparado para Paula Pera. Cuando era chiquita siempre estuve involucrada con el arte. Mis tíos son actores y directores de teatro, desde chiquita amé el teatro, el cine y la música, desde ahí empecé a sentir que encontraba mi energía de vida en ello. La experiencia que he tenido tocando me ha puesto en un lugar incómodo, porque me he tenido que encontrar con mi terrible inseguridad. Siempre me sentí más cómoda estando detrás de otros proyectos o por lo menos haciendo parte de bandas, nunca imaginé tener un proyecto propio. No es fácil desnudarse así ante las personas; pero sin duda la mayor enseñanza que me ha dejado toda mi experiencia es enfrentar el miedo y la inseguridad para poder llegar a la realización de aquello que uno ama hacer pero uno no se lo permite o se sabotea.Cuando me gradué de la universidad terminé super peleada con la música y la idea de “ Paula como cantante”, me alejé de esa idea y me dediqué a otras cosas. Después Stallone me devolvió a ese rumbo y finalmente irme a trabajar a un crucero como cantante me hizo hacer catarsis y dejar tanta inseguridad y miedo para dedicarme a hacer lo que me hace profundamente feliz. Creo que esta última combinación fue la que me llevó a Paula Pera sin darme cuenta.

Cortesía de Paula Pera y el fin de los tiempos. Foto: Juan Carlos Sánchez.

Creo que cada vez más en Colombia nos estamos abriendo a escuchar la experiencia femenina. Es decir, más allá de que siempre existió una presencia musical de mujeres, salvo contadas excepciones, hemos hecho oídos sordos a lo que están diciendo, antes de a cómo suenan. Ahora, parece que la fuerza de la alternativa está en ustedes. ¿Crees que tenga algo que ver la discusión política y social que se ha dado en torno al género y asuntos relativos a las dinámicas tóxicas de la masculinidad que impera, aún, en nuestro continente?

Sin duda, creo que todo esto empezó desde una posición social política. Hubo un momento, hace unos años, que empezaron a exigir a los festivales incluir proyectos femeninos, como si fuera solo por cumplir una cuota dentro del line up. De momento sentí como las mujeres eran incluídas pero por ser una “minoría” cuando realmente el género femenino es más abundante que el masculino y las propuestas hechas por mujeres son muchas. Entonces sí siento que empezó por algo “políticamente correcto” lo que obligó a la gente, a los medios, a la industria a darnos espacio. Ahora siento que es porque realmente tenemos voz y no porque sea obligatorio para los festivales y los organizadores incluirnos: finalmente nos escucharon, se enamoraron de la música que hacemos y lo que tenemos que decir. Sin duda la sociedad está teniendo un cambio de pensamiento fuerte, en donde está bien sentirnos identificados con seres humanos, más allá de su género y preferencia sexual, esto repercute en la música sin duda alguna. También amo sentir que no es obligación sexualizarme para poder surgir o tener un público, y si algún día lo hago es porque lo halló cómodo para mi, pero no porque sea para complacer a otros o tener que reclamar mi lugar desde esa manera de ver la sexualizar a la mujer tan patriarcal. En fin, muchas cosas han cambiado y seguirán cambiando. Nos falta un poco, pero ahí vamos.

En ese orden de ideas, es grato encontrar a tantas colegas suyas en el festival. ¿Cómo te sientes al ser parte de esta gran familia de poderosas cantautoras?

Me siento muy apoyada. No solamente por el hecho de ver como mujeres increíbles hacen música poderosa con la cual también me siento identificada, sino también porque en cada una me reflejo de alguna manera, puedo ver cosas similares por las que he pasado y también lo que quiero llegar a ser. Entonces siento que es inspirador verlas y aprender de ellas y sus proyectos.

Siguiendo esta línea, ¿cerrará el festival alguna vez una artista o una banda liderada por una mujer?

Pues espero que sí, este año pensé que iba a ser Miley pero pues no. Espero que el otro año tengamos una headliner poderosa. Y en unos años espero ser yo [risas]. 

Cortesía de Paula Pera y el fin de los tiempos. Foto: Paolo García.

Más allá de lo político, que es necesario, siento que tus canciones nos han acompañado en unos días muy extraños. Hay una fuerza que se sobrepone, siempre, a la tristeza. Creo que no podrían haber llegado en mejor momento que en medio de una pandemia ya muy larga. ¿Estoy equivocado? 

Pues Paula Pera llegó para salvarme la verdad y estoy muy de acuerdo que no pudo haber llegado en un mejor momento. Me conmueve mucho y me dan ganas de seguir haciendo música cuando veo que la música que hago es sanadora para otras personas y que, a través de estas canciones, también encuentran un refugio, una claridad o lo que sea para poder entender sanar, y acompañar sus días.

Hablemos un poco de la responsabilidad que tienen los medios con los artistas independientes. ¿Cómo ha sido el apoyo de los medios públicos, privados y alternativos con relación a Paula Pera y el fin de los tiempos? 

La verdad ha sido increíble, especialmente en el caso de los medios independientes, porque es gente que literal hace periodismo musical porque le sale del alma y es su pasión.Con el festival hubo mucha prensa presente, cosa que me pareció muy buena porque eso es lo que necesitan los artistas; medios para que su música llegue a más personas. En el caso de Paula Pera tuve la fortuna de que varios medios me entrevistaran y me dieran un campito para contar mi historia.

¿Por qué es importante que un festival ofrezca una cuota nacional de artistas independientes? 

Es muy importante. Siento que Colombia y en general Latinoamérica por su historia social y política. Siempre ha idealizado todo lo que viene de afuera y nos ha costado querer y reconocer lo que somos y lo que hacemos (país de baja autoestima, jeje). Esto ha hecho que la industria colombiana, según yo, durante algunos años se haya centrado en la música hecha internacionalmente y nos haya hecho buscar sonar como afuera o querer pegar afuera. Pero las cosas han cambiado y ahora nos encontramos descubriendo a qué sonamos, a qué suena el rock, el indie, el pop  hecho en Colombia y esto es muy hermoso, porque hay campo para la autenticidad y a la vez se abre campo para lo local. Que un festival incluya bandas nacionales es muy importante porque eso quiere decir que va a haber un circuito para nosotros, que nos están ayudando a que la música suene y conozca nuevos públicos, eso nos incentiva y nos hace sentir apoyados. Nos hace sentir que no hay que apuntarle afuera, sino por el contrario que hay mucho que hacer y crecer a nivel local y nacional.

Para cerrar, ¿cuál fue el show colombiano que más disfrutaste? ¿Cuál fue el internacional? 

Disfruté mucho Ela minus y IDLES.

Cortesía de Paula Pera y el fin de los tiempos. Foto: