El mundo es de las mujeres, la música es prueba de ello.  Desde hace unos años los proyectos más impactantes y con más propuesta están integrados por chicas.  La filósofa tijuanense Sayak Valencia, explica que las mujeres buscan la reflexión desde el cuerpo, desde una experiencia vivida.

Esta sería la mejor definición para entender la música hecha por LOLAA, un proyecto creado por las hermanas Lex Valentine y Nadia King. Ambas nacieron en Canadá, pero nunca perdieron ese vínculo con sus raíces latinas. Hace unos días tuvimos la oportunidad de platicar con Lex, sobre el estreno su álbum: La Marea, el cual es una catarsis sobre la intensidad y pasión de cuando recién te enamoras, pasando por el dolor y el crecimiento que vienen al superar una relación.

¿Cómo es crecer fuera de tus raíces?

Mi hermana y yo nacimos en Toronto, pero nuestros papás son mexicanos. Mi mamá es de la Ciudad de México, nuestro papá nació en Saltillo. Mi papá se fue a Canadá a los diez años porque era hijo de diplomático, por razones políticas se tuvieron que ir. Mi mamá se fue a vivir para allá cuando se casó con mi papá. Creo que tuvimos mucha suerte, porque en la casa mi mamá siempre nos hablaba en español, nos enseñaba todo eso de nuestra cultura mexicana, valores, etc. Ella era la fuerza de la familia. Nuestro papá nos hablaba en inglés, así que siempre tuvimos ese balance en la familia.

Para nosotras fue algo muy bonito, de cierta manera por esta en Canadá convivimos mucho con otros latinos, porque allá como que nos juntan a todos.

Vivir el amor en dos idiomas, ¿qué tal has llevado esta experiencia?

He salido con chicos de diferentes culturas. Es muy la experiencia canadiense, porque todos los que estamos allá somos hijos de migrantes. Entonces a lo mejor un día te toca un canadiense, al otro un turco, cubano, mexicano, lo que sea. Yo apenas por primera vez estoy saliendo con un mexicano. Lo que yo he aprendido es que, el dolor es igual. No importa con quien estés.

Este disco es más de sanación, vivir esa experiencia otra vez. Literal sanarte de una situación muy complicada y crecer como persona. Aprender a estar sola. De eso se trata el disco, de las emociones que pasan después de una ruptura, son como una marea. Siempre empiezan de forma agresiva, vas pasando por todas las fases de ese dolor y vas aceptando el fin o lo que viene. Yo siento que el dolor es igual en los dos idiomas, eso si no cambia.

¿Es más fácil componer en inglés?

Este disco estuvo interesante, antes siempre escribíamos en inglés. Mi hermana y yo tuvimos un proyecto de diez años, que fue más indie rockero en inglés. Esta vez si la canción iba a ser en español, empezábamos con el español. Hay una canción en el disco que es bilingüe: “Mitad sombra y Mitad luz” dónde Graham, el chico que canta lo hace en inglés y yo en español. Siento que siempre, siempre, siempre las letras de las canciones salen más apasionadas cuando estás escribiendo en el español. Siento que esa manera de cómo nos expresamos con nuestras emociones, las palabras que escogemos…siento que en latino sale de una forma más apasionada. Eso es algo que el inglés nunca va a tener.

Con cuál te identificas más: ¿Intensidad o pasión?

Siento que ya a mi edad si trato de balancear. Una vez tuvimos un amigo que nos dijo, que nuestra música era telenovela pop, jaja. Pero de cierta manera tenía razón. Así somos, cuando nos expresamos, cuando queremos, cuando algo nos duele. Para mí siempre ha sido muy difícil ser una persona vulnerable, y en el inglés siempre escribo en ese papel de siendo muy fuerte y con mucha dignidad.

¿Cómo nace el concepto para este disco?

Hay una canción en el disco que literal la escribí llorando, acababa de terminar una relación muy difícil. Era escribir nada más para desahogarte, hasta el final nos dimos cuentas de todas las diferentes emociones que se sintieron en este momento y de ahí empezamos a crear el concepto.

“Mitad Sombra Mitad Luz” ¿Qué hay detrás de esta canción?

Siento que hubo un momento, en el que ya me empecé a sanar de una ruptura que pasó. Y también tenía la idea de venirme a vivir a México, dejar tu vida atrás y empezar de cero. Mucha gente me dijo: “Estás loca”. Yo estaba en un momento en el que, quería estar más cerca de mi cultura, eso era parte de mi proceso de sanarme del corazón roto que tenía.

Cuando pasas por un momento así muy fuerte, mucha gente empieza ciertos métodos para ayudarse; puede ser terapia, estar con amigos, ir de viaje, trabajos nuevos, etc. Tienes tu proceso. Para mi eran dos cosas, la primera era el amor incondicional que yo nunca le había ofrecido a nadie en mi vida, empezaron a salir esos temas de si yo no le puedo ofrecer eso a alguien, como alguien me va a poder ofrecer eso a mí. Y la otra era la idea de la aceptación, yo era una persona que siempre estaba en su mundo, era una persona muy egoísta, no mala pero muy atorada en mis ideas.

Empecé a trabajar eso y escribí una canción que reflejaba ese amor que buscaba. Es aceptar que tienes tu lado oscuro y balancearlo para saber cuándo te estás pasando de lanza.

¿La música de LOLAA es Pop romántico?

Esta bonito que lo digan así. Yo nunca me he considerado una persona muy romántica, siento que mis papás siempre han sido muy románticos, la cultura mexicana es muy romántica. Somos esa banda que escribe música para otra gente, a mí me encanta que me digan: “wow, escribiste esta letra, me agarró el corazón”. Pero la verdad es que yo escribo para sobrevivir para sanarme, desahogarme sentirme más humana. Yo sólo escribo cuando estoy muy enojada o cuando estoy muy triste.

¿Cuáles son tus temas favoritos de La Marea?

 “Shake My Hand” es una de las más tristonas del disco. A mí siempre me ha gustado escuchar de regreso lo que escribí, saber que me pude expresar de algo que pasó y fue triste. Me gusta el estilo de esa canción que esta medio ochentero. También me gusta una que se llama los “Andes”, esa canción fue escrita justo en el momento, en el que estuve en una posición en la cual ya estaba bien sola. Me imagine arriba de una montaña grande, totalmente sola con el sonido de tu corazón latiendo. Estar completamente en paz y sola, sin ansiedad.

¿De dónde vienen esas influencias ochenteras?

Cuando estás en un momento muy difícil, te sientes atraído por las cosas que te hacen sentir bien, segura, contenta, protegida. Para mí es la música que escuchaban mis papás, cuando yo era pequeña, ellos escuchaban música de los ochentas, setentas. Esas influencias se sienten como un abrazo envuelto en brillantina, están ahí para hacerte sentir mejor en los peores momentos. Espero que la gente se sienta así, con esa ternura, mientras van en su camino hacia la sanación, y sobre todo que entiendan que van a estar bien.

Si aprendamos a amar por lo que vemos y escuchamos ¿Qué lugar ocupa la música en todo esto?

Con la música, para mí lo más importante, en general es que quiero que la gente se sienta bien. La vida de ser humano en este planeta, ya es súper complicada. Siento que para eso es la música, para sanarte a ti y a las otras personas. Si hay gente que puede escuchar la música de LOLAA y sentirse en casa, abrazado, querido, inspirado, enamorados de ellos mismos, perfecto

Dos chicas al mando ¿Qué tal lo llevan?

Cuando éramos más jóvenes, era más difícil expresar nuestras ideas y siento que eso viene de ser chicas pequeñas. Mi hermana y yo comenzamos escribir a los 15 años, era muy difícil tener nuestra propia voz. Pero ya a nuestra edad, la neta es que estamos rodeadas de gente que apoya nuestras ideas.