Hace 1 año Digger

Texto: Verónica (@YosoyHippie)

Están por todos lados: desde películas, cómics, impresos, el universo digital, playeras y hasta en alguno de tus amigos; pero ¿Por qué? o en dado caso, ¿Vale la pena entrarle a los cómics y videojuegos?

Durante conflictos sociales como en las guerras, el cómic ha sido un escape de esta realidad que ha alimentado el alma de millones de niños y jóvenes con historias de fortaleza, esperanza y victoria.

Desde un Capitán América casi amo y protector de su nación y fomentador del nacionalismo, Superman con sus habilidades de otro planeta para generar el bien o Linterna Verde, She Hulk, Star Lord y hasta Dr. Strange. En fin, el que se te venga en mente;  así es: son historias casi siempre bien fundamentadas que al final logran su cometido, entretener.

Ya sea que prefieras historias de compañerismo y más positivas como las de Marvel en cuanto a impresos, si prefieres narrativas más oscuras con trasfondo y contextos bien definidos como DC, los cómics tienen una amplia gama de historias que ofrecerte.

comics

Atrévete a dejar volar tu imaginación, permítete alimentar tu creatividad con estas historias que se sitúan en momentos y planetas diferentes.

O bien, porque no ser tú quien sea el héroe de la historia. Puedes comenzar con una cosa, ¿Te gusta lo oldie?, ¿Qué tal un Metal Slug? o ¿Algo más clásico? Hay juegos con o sin violencia, renancentistas, de monjes roba almas, zombies, deportivos, fútbol, americano, tú eliges.

¿Cómo comenzar? Simple, elige algo que siempre te haya llamado la atención, busca uno de esos cómics que son un compilado; posiblemente no son tan accesibles como comprar uno individual, pero tendrás al alcance de tu mano uno de los muchos universos que surgen a partir del ejemplar que estás por leer.

¿Nunca haz jugado? Echando a perder se aprende, comienza con algo como un Arkham Asylium e ir pasando los niveles y misiones. Si te gusta en equipo, Halo siempre ha sido un consentido. ¿Socializar es lo tuyo? Overwatch y Battlefront son la respuesta.

Es cierto que hay mucha gente que se clava con algo, pero no es sólo con caricaturas, cómics y videojuegos; es decir, en todos lados, la obsesión y el fanatismo existen, así que disfruta del trabajo de los escritores, guionistas, coloristas, dibujantes, intenta investigar más sobre los personajes y disfruta de este lado b de la literatura y el entretenimiento.

comics