Hace 3 años la tuz

“Remember Rappin’ Duke?
Duh-ha, duh-ha,
You never thought that hip hop
would take it this far”

The Notorious B.I.G.

Yo le entré al hip hop tardíamente, así como al 80% de la cultura pop que me pudo corresponder en los noventa. Crecí escuchando metal porque “eso se escuchaba en casa”, pero por algún lado se coló Blondie (seguramente mi ochentera madre hizo de las suyas); sin embargo y como a muchos, me intrigaba saber quien era el personaje del que rapeaba Debbie Harry en la canción “Rapture”.

No recuerdo bien quién fue el primero que me gustó o la primera letra que escuché y me hipnotizó, lo que si recuerdo fue que me empezó a urdir es quién había sido el genio que le había metido R&B o coros de pop a algo que antes sonaba tan amenazador. Y antes de eso, ¿en qué momento se volvió tan amenazador? Yo me acordaba de “Mary, Mary” de Run DMC y no sonaba para nada a “C.R.E.A.M.” de Wu-Tang Clan. Entonces, ¿Qué fue primero, la depresión en el Bronx o la bailada en Manhattan? o ¿En qué momento California necesitó un himno de 2Pac?

Esa búsqueda me llevó por caminos, géneros y letras tan rebuscadas como los tratamientos de la belleza de Madonna. La realidad es que el hilo que conduce a Grand Master Flash con J. Cole, es sumamente interesante y poco a poco se vuelve más adictivo de recorrer.

Por ejemplo, en 1994 uno de los autores más reconocidos del género escribió esta línea:

Remember Rappin’ Duke, duh-ha, duh-ha, You never thought that hip hop would take it this far.

El camino que el género había recorrido de Shawn Brown a The Notorious B.I.G, había dejado claro que no se trataba ya de una moda y no planeaba irse a ningún lado ni desvanecerse.


… y solo habían pasado 10 años de que se lanzara “Rappin Duke”, hasta el momento en que Biggie Smalls cantara “Juicy” con esa emblemática línea. Lo que Biggie no sabía era que cuando escribió esa línea, él era quien no tenía idea de a dónde iba a llegar el Hip Hop después de él.

Veintitrés años después y sí Biggie siguiera vivo, ¿Qué pensaría?. En este caso, ¿Habrá imaginado que ahora el Hip Hop sonaría en todos lados?; quizás, ¿Podría creer que ahora él es una leyenda? o ¿Habrá imaginado la gran industria comercial en la que se ha convertido la unión matrimonial de Kanye West con Kim Kardashian, el imperio de Jay Z o las rimas de Miley Cyrus con Mike Will Made It?

No Biggie, you never thought that hip hop would take it this far.

Hoy Drake (quien no se considera a si mismo un rapero, sino un cantante de pop que rapea a veces) cobra al menos 1 millón por presentación y la producción de un concierto de Kanye West no es cosa sencilla… ¡SU ESCENARIO FLOTA, MALDITA SEA!

Biggie Smalls

Hoy el hip hop es algo que Afrika Bambaataa nunca soñó: una máquina de hacer dinero y crear imágenes mentales que denotan status. Hoy, todos quieren unos tenis co-diseñados por Kendrick Lamar.

Alguien me dijo que el hip hop ya no es de matones, ahora es de porristas y capitanes del equipo. Dudo mucho Easy-E lo haya planeado así, cuando le advirtieron que no podía andar gritando “Fuck Tha Police” por la vida.

Y fuera de tantas preguntas, queda claro que ni nosotros tenemos idea de a dónde va ahora. La realidad es que muchos productores ya no conciben una canción de pop sin una rima que lo acompañe

No Biggie, ya ni nosotros sabemos a dónde va a llegar el Hip Hop ahora.