Hace 3 años Xav

No recuerdo bien la fecha, era niño y mi hermano mayor era el propietario de las consolas en mi casa. Pocas veces me dejaba jugar con él en ese entonces, puesto a que era muy lento y no conocía los controles; eso siempre pasa cuando juegas con niños pequeños. Inclusive quedó grabado en una de las múltiples grabaciones en video cassette como mi hermano me invitaba a jugar como second player en Punch-Out!!, obviamente yo era cada contrincante al que se enfrentaba Little Mac (O sea el CPU ?). En ese momento mi prematura edad no me dejó darme cuenta de ello y disfruté de las animaciones y de la fantástica paleta de 48 colores que el NES otorgaba.

 Mi inconsciencia al momento de jugar no duró demasiado, sin embargo, aún era niño y dentro de mí había un entusiasmo tremendo e impasible de hacer lo único que un niño en primer o segundo de primaria, con el asombroso manual ilustrado del Super Mario Bros. 3 en la mano izquierda y unas tijeras en la mano derecha, podría hacer. ¡Cómo me arrepiento! Recorté esa clásica imagen de Tanooki Mario volando y a cada uno de los hijos de Bowser para pegarlos en la parte frontal de mis libretas. Aún puedo recordar el enojo que sintió mi hermano al ver lo que hice. Hoy en día fraternizo ese sentimiento de enfado contra mí y más aún después de que me heredó sus videojuegos y consolas.

Este recuerdo vino a mi mente cuando, una vez terminando de tocar la “Mini-NES” y al observar todos los detalles de su arte enfocado en la nostalgia retro, encontré el link de los manuales de cada uno de los 30 videojuegos incluidos en la pequeña replica de la consola. Esto me hizo rememorar lo hermoso que era adentrarte en la historia del videojuego desde mucho antes del START y de la manera más analógica posible, el manual de instrucciones y su arte.

 

videojuego

Ilustraciones del menu de los libros de instrucciones de Konami

 

Con esto en mente, es triste ver como la mayoría de los juegos contemporáneos no incluyen manual de instrucciones ya que muchos vienen incluidos dentro del juego; ya sea como una sección informativa, mediante hand-holding o nivel a nivel donde el propio juego te va enseñando, como los buenísimos Dark Souls y Super Meat Boy. También se ha perdido la tradición del arte en manuales desde que varios de los juegos son conseguidos de manera on-line que a su vez es práctico, pero ¡vamos! La experiencia es completamente distinta cuando puedes apreciar con mas de un sentido las cosas

videojuego

Edición especial de LIMBO

 

Dentro de los manuales podíamos encontrar la historia, los nombres de los personajes, los trucos y la correcta forma de jugar. Es un hecho, esto ha desaparecido, sin embargo las ediciones especiales es el hijo perdido de esta tradición con contenido literario o gráfico que incrementa nuestro fanatismo y convierten al videojuego en un clásico.

A continuación te dejo con ilustraciones del arte de los mejores manuales de los juegos que vienen en la súper agotada y demanda Nintendo Entertainment System Classic Edition.