Fotos: César Vicuña/ OCESA

Una vez más aquí en un conciertos de los amados y tan odiados Strokes, dos experiencias previas en vivo con un sabor agridulce, pero esta vez todo sería diferente. Una cita colosal, el Foro Sol un escalón más al éxito brutal de los neoyorkinos en CDMX.

Como previo Mac DeMarco y The War On Drugs dieron shows buenos, el primero ante el sol que brillaba radiantemente en donde escuchamos canciones como “My Kind Of Woman”, Chamber Of Reflection”, Ode To Viceroy”, “Another One”, “Passing Out Peaces” y “On the Level”. Donde el highlight fue el buen humor de Mac con y su interacción con el Dr Simi, el fenómeno ya de los conciertos en CDMX.

Cuando el sol dejó de brillar llegó The War On Drugs, un sonido pulcro e hipnotizante donde no hubo más que perfecta ejecución de grandes canciones. Explosivos toques con “Pain” “Red Eyes” o “Victim”, y una aplaudida y ovacionada “Under the Pressure”. Sin duda un support act de calidad en un noche que aún estaría por darnos lo mejor…

Y con un horario casi puntual ahí estaban Los Strokes de nuevo en la Ciudad de México frente a un loco Foro Sol, el escenario una pirámide que apunto en primer plano el logo tan icónico de la banda. La locura comenzó con “Bad Decisions”, Julian Casablancas cantando de gran manera y un Albert Hammond y Nick Valensi actuando con mucha energía.

Si algo se le reprocha a los nacidos en la gran manzana norteamericana es un falta de tacto y su forma tan antipática por tocar, pero eso esta vez no sucedió, el magnifico escenario del Foro Sol hizo que los Strokes dieran lo mejor de sí.

Una ola de clásicos llegó sin descanso, el set fue así, incluso lo nuevo de The New Abnormal sonó como si ya fuera una canción de varios años Eternal Summer, The Adults Are Talking, Selfless, el único punto bajo de esta nueva etapa fue la falta de Ode to the Mets.

Reptilia, Juicebox, Someday, Hard to Explain, Heart In a Cage, What Ever Happened? son canciones clásicas algunas de ellas todos en nuestra etapa más rockera intentamos aprender en guitarra o cualquier otro instrumento. The Strokes hizo un concierto espectacular quizá el mejor en su historía con nuestro país y pagando el error de su pésima actuación en Pal Norte meses atrás.

Tambien grandes momentos con temas no tan vistos en vivo como Trying Your Luck y Between Love and Hate canciones que no todos esperaban escuchar. El cierre fue perfecta casi dos horas de show y Take It Or Leave It y YOLO dieron ese cierre a una gran noche.

Y la pregunta final de este buen concierto es ¿Qué sería de Los Strokes si hubieran sido constantes y profesionales al 100 con toda su carrera? ¿Sería una banda más grande de lo que ya es? Pero bueno este show si que será muy recordado, afortunados de vivir esto muy pocos.