El 19 de septiembre del 2017 un sismo sacudió a la CDMX en ese mismo tiempo la banda de Galicia se encontraba de gira por México, en medio de promo y merch tuvieron que cancelar el resto de sus shows y regresar a España. En 2020 lanzan un disco homónimo, el cual queda suspendido en la virtualidad a causa de la pandemia, ante tanto fenómeno y descontrol Triángulo de Amor Bizarro sólo pudo comprobar que sean convertido en artífices del sonido y la evolución.

Hace un par de días platicamos con Rodrigo Caamaño(guitarra y voz) y Rafael Mallo (batería), sobre su regreso a los escenarios, el tiempo transcurrido y su futura gira por México.

Han pasado varias cosas desde la última vez que vinieron a México en 2017, gira que se quedó a la mitad por el temblor ¿Cómo se han sentido con estos años tan moviditos?

Rodrigo: Ufff, fue todo muy intenso. Después del terremoto, nosotros en España nos pusimos a trabajar en el disco nuevo, lo estuvimos grabando y justo cuando salió, esa misma semana nos encerraron por la pandemia.  Todo eso se quedó ahí congelado.

Rafael: En ese tiempo intentamos dar todos los conciertos que se pudieron dar, de las maneras en que se podían, siempre con medidas de seguridad. Nosotros no podemos parar de tocar, sino tocas las canciones como que se quedan ahí, en una vitrina.

Rodrigo: Al final estamos tocando un disco que ya tiene dos años, que en los tiempos actuales eso es un mundo, pero la gente lo está recibiendo como si fuera nuevo. Está siendo extraño, pero súper guay volver a encontrarse con mucha gente que habías perdido de vista en este tiempo. También hay mucha gente muy joven de 18 años, que hace tres años no estaban ahí, no estaban en edad de venir a un concierto y menos como los nuestros.

En alguna ocasión Isa comentó que para ser un grupo en España había que tener muchos shows, cosa que cambió con la pandemia. ¿Cómo están viviendo la escena musical post pandemia  acompañada del relevo generacional?

Rodrigo: Aquí en España se produjo una explosión de bandas nuevas. Se ve que hay un mundo antiguo antes de la pandemia y un mundo que está empezando ahora. Cuando empezamos el grupo se estaba acabando un mundo viejo pre-internet, es muy paradójico. Lo que iba a pasar era un misterio, vivimos todos esos cambios y seguimos siendo un grupo. Nunca hemos estado muy sujetos a una generación, ni a una moda determinada y siempre nos vamos como escurriendo entre las escenas, las generaciones, etc.

Hace dos años que sacamos el disco, parecía más cerca el final del grupo porque a lo mejor no habría conciertos nunca más, a lo mejor cuando volviéramos a los conciertos ya seríamos unos viejos y estaríamos ya pasadísimos. Y al final fue un poco lo contrario, fue como volver a empezar te encuentras con un público que no estaba ahí hace dos o tres años. 

Te encuentras con muchas bandas, nos sé cómo está en México, pero acá aparecieron un montón de bandas. Fueron muchos años de artistas solistas, de mucho urban, mucha música hecha más con ordenador.

Rafael: Ahora todo está más under, más guitarra…

Rodrigo Está empezando una ola siniestra que a nosotros nos parece estupendo, porque siempre fuimos los más siniestros. De pronto ves también que hay muchos grupos jóvenes que te citan, a veces tengo escalofríos porque te dicen: “Yo escuche Año Santo, cuando tenía 12 años”. Es guay ver que hay una nueva fiesta y que no sabes cómo, pero tú estás invitado. 

¿Cómo fue la construcción del disco?

Rafael: Hicimos un cambio en el planteamiento a la hora de hacer el disco, Salve Discordia fue un disco más de Rock and Roll.

Rodrigo: Salve Discordia, conceptualmente fue “vamos a hacer un disco de rock and roll” a nuestra manera. Este nuevo disco fue en plan de expandir más, intentar cosas que no intentamos en Salve Discordia.

Rafael:  Aproximaciones diferentes. Desde la composición, también la forma de hacer las letras. Hay canciones en concepto más rock and roll que, las tocamos todos juntos. Pero hay algunas otras que se fueron haciendo poco a poco, incluso en nuestro propio estudio.

Rodrigo: En este disco utilizamos tecnologías nuevas, sin perder eso que tenemos bueno que es cuando grabamos todos juntos.

Rafael: Todo se pensaba para tocar…

Rodrigo: De hecho, fue un poco retomar lo que intentamos con Victoria Mística, pero que se quedó en algunas pistas. Al final vamos retomando cosas que a lo mejor en su momento no se exploraron tanto.

¿Qué han estado escuchan en estos últimos días?

Rafael:  Mira recuerdo que, en el último viaje estuvimos escuchando lo nuevo de Fontaines D.C. En la furgoneta es cuando más música escuchamos, también lo nuevo de Biznaga que acababa de salir hace poco.

Rodrigo: Al final nos cuesta encontrar algo que a lo mejor nos guste, pero intentamos escuchar. Estar un poco al día. De repente detectamos que hay una nueva escena de cosas que pueden interesar y nos metemos en eso. Buscamos mucho en bandcamp.

¿Este año regresan a México?

Rodrigo: Estamos cuadrando para que suceda en octubre, estamos disfrutando mucho tocando en directo.