Fotos: Ocesa (Liliana Estrada/ Lulú Urdapilleta)

Por fin volvió el Corona Capital en Guadalajara un festival lleno de grandes nombres, muchos de ellos son bandas o proyectos musicales que dominaron nuestros gustos de adolescentes y que predominaron dentro del lineup, dos días de muchos recuerdos y grandes memorias a la juventud que poco a poco se comienza a esfumar.

Metronomy y Metric fueron nuestros primeros shows que vimos, ambos con una carga emocional a aquel indie de principios del 2010. Clásicos como “The Bay”, “The Look”, “Gimme Sympathy”, “Black Sheep” causaron un estallido a aquellos donde el indie rock dominaba las listas de popularidad.

El calor en el rancho de los potrillos y sus alrededores era muy agotador, los vasos de cerveza nos mantenían hidratados para continuar el día y una larga jornada aún por continuar…. Dentro de las opciones nuevas si se le puede denominar así vimos a CHVRCHES, grandes conocidos del Corona y en general de los festivales mexicanos.

Una eléctrica e implacable voz de Lauren domino durante todo el set de pop brillante y muy bailable donde escuchamos temas como “The Mother We Share”, “Clearest Blue” y “Violent Delights. Tras la cancelación del lado emo del festival con Death Cab for Cutie optamos por la locura del jazz de Kamasi Washington, una excelente decisión.

Músicos al 100 comprometidos con el jazz, largos pasajes de improvisación y un sax brutal e hipnótico hicieron del set de Kamasi Washington una de las opciones más finas del fin de semana. El cierre del día uno llegó con Blondie y Los Strokes.

The Strokes con esa inercia de brillar arriba del escenario dieron un excelente show lleno de hits como lo fue su setlist pasado en el Foro Sol. Una maravilla escuchar Reptilia, Ode to the Mets, YOLO y todos los hits de los neoyorkinos.

Blondie, un clásico de antaño más allá de lo que fueron canciones como “One Way Or Another”, “Maria” o “Atomic” la presencia de tener todavía en vivo a Debbie Harry entre nosotros se agradece demasiado, ya muchos quisiéramos su vitalidad de seguir arriba de los escenarios.

El día dos comenzó con un calor más fresco o al menos con un poco más de aire con un show de bajos tonos psicodélicos de Inner Wave quienes complacieron a su publico con temas de su último disco Apoptosis. “Fever”, “One in a Million” y la oldie “American Spirits” refrescaron uno de los escenarios del Corona Capital.

Pasear entre escenarios es algo que los festivales te permite así fue como escuchamos un poco de Dayglow y su bedroom pop, la adrenalina y fiesta que pone Chk Chk Chk! y los hits que tiene Smash Mouth, lo mejor de su setlist fue corear los tracks que hicieron más famoso a nuestro ogro verde. “All Star” y “I’m A Believer” dieron vida al público de jalisco.

Jake Bugg y Digitalism fueron sets totalmente diferentes, Jake fue suave y lleno de emotividad con temas de sus primeros dos discos, su voz y su guitarra endulzan a cualquiera, pero si uno quería mover el cuerpo y bailar la dupla de DJ’s dejó todo en el stage.

Kings Of Leon hacia su regreso a México con un setlist muy antaño en sus hits como “Crawl”, “Waste a Moment”, “Manhattan”. “On Call”, “Closer”, “Molly’s Chambers” y la cumbre con “Use Somebody” y “Sex On Fire”.

Con la poca adrenalina en nuestros cuerpos The Hives explotó todo, los suecos son una bomba en el escenario, no hay mucho que decir “Come On”, “Go Right Ahead”, “Walk Idiot Walk” “Hate to Say I Told You So” y “Tick Tick Boom” fueron el cierre perfecto a esta edición.

Mucha nostalgia por este festival y deseamos que Corona GDL siga expandiendo sus horizontes con grandes carteles como este, aún nos falta el Corona de CDMX este año y estamos listo para lo que venga.