Con el mensaje de la  autorreflexión e introspección personal Shimura Cinema estrena nuevo single. Un camino que enfrenta lo difícil que pueden ser los círculos viciosos en nuestra vida.La nostalgia por el pasado y la ansiedad por alcanzar al futuro se combinan en esta pieza mediante sutiles violines, ecos lejanos y un ritmo travieso que irrumpe de pronto para sorprender al escucha.

Sin duda, esta canción representa uno de los puntos de mayor interés para Shimura Cinema: la colaboración artística para tender puentes entre regiones y países, lo que los coloca como representantes de un pop cosmopolita que les permite explorar otros lugares mediante la música.

La potencia de esta canción adquiere un nuevo nivel con la colaboración desde México de Coco Santos (CLUBZ), quien en sintonía con la atmósfera sonora, propone un juego de voces que le imprime un sentimiento muy especial. 

“No hay un respiro para detenerte a pensar, es una rueda imparable y el reloj no tiene pausa, todo se repite innumerables veces como un loop del que no logras escapar.”