Conforme nos acercamos al último año de gobierno de Iván Duque, su gabinete está cada vez peor representado. Sumándose al escándalo por corrupción por el millonario robo de hace una semana, la ministra Karen Abudinen se enfrenta a la posibilidad de una moción de censura que hace que cada vez sea más difícil defenderla. Duque, mientras tanto, trata de inflar su popularidad marchita con comentarios xenófobos sobre los afganos que podrían, o no, venir al país como exiliados políticos, sumando insulto a la injuria de la política de la fuerza policial que Claudia López, alcaldesa electa de Bogotá, está dispuesta a desplegar con los venezolanos que comenten delitos en la capital. Esteban Mosquera, líder estudiantil mutilado por el ESMAD en 2018, fue asesinado a tiros en Popayán. Ah, y Greicy grabó una canción con Alejandro Sanz. Mientras tanto, la música colombiana independiente continúa resistiendo, presentando lanzamientos esenciales para el catálogo del 2021. Estos son algunos de ellos.  

Flor de Jamaica – Ciudad

La banda conformada por Valentina Anzola, Tomás Pinzón y Luis Eduardo Palomar decidió presentar su nuevo álbum en tres partes que, a modo de EPs, generan un viaje experiencial que encuentra a los músicos reflexionando en torno a los espacios que nos competen, aquellos que habitamos y que nos definen. Ciudad, primera parada del viaje, se compone de tres canciones que hablan del hacer parte de la metrópoli, de la distancia que se da entre el espacio natural y nuestro hábitat. Es un producto delicadísimo en el que la banda explora un grueso catálogo de influencias para llamar la atención sobre la urgencia ecológica. Sin embargo, más allá de eso, es un recorrido por una plétora de influencias musicales que se suman al pop latino de anteriores momentos de la carrera de la banda para sumergirse en un cálido paisaje de tropical sensualidad. Es un primer momento bellamente producido y de una elegancia matizada por una honestidad plena. La mezcla es pertinente en cada una de las tres composiciones y resalta lo mejor de los bellos colores de la voz de Anzola, que encuentra en el malabarismo vocal la posibilidad de construir un ambiente con carácter e inteligencia.

Ev – “3AM”

Ev regresa con el segundo sencillo de su próximo EP, en el que ha unido esfuerzos con el sello Falso Ídolo y el productor Adán Naranjo. Después de “Cosas que probablemente no van a pasar” la compositora de Medellín se atreve a despertar todos los demonios del insomnio en forma de una relación que no funciona. “3AM” nació de una experiencia cercana de la cantante, en la que una relación no despegaba para lograr el deseo de unión de ambas partes. Explica Ev sobre el lanzamiento. “Todo empezó con el beat: hice el beat, el bajo y el riff y así. Por esos días estaba sintiéndome muy frustrada con una relación, me estaba dejando despierta hasta las tres de la mañana”, cuenta Ev sobre el proceso detrás del sencillo. “Me sentía cansada física y mentalmente: ¡no me dejaba dormir! Estaba cansada de eso. Empecé a jugar con la melodía. La letra inicial era: ‘podrían pasar un montón de cosas’. A Adán le gustó mucho y empezamos a trabajar desde ahí, con todo lo que yo tenía en la cabeza”.Ev ha demostrado que esta nueva etapa de su carrera está llena de composiciones y sentimientos que busca continuar conectando con una audiencia latinoamericana cada vez más diversa.

Dr Honey – Dancing Beauty

El dúo colombiano de las hermanas Laura y María Camila Narváez regresan con un sencillo triple en compañía de High On Mars, DJs y productores de origen iraní. Acompañando la llegada de “Dancing Beauty”, la banda presenta dos remixes junto a Böjo y Andrewboy que suman a la identidad de la propuesta de valor de uno de los actos más emocionantes de la electrónica colombiana reciente. “Dancing Beauty” como se llama el sencillo que encabeza el EP es lanzada después de haber sido probado en reiteradas ocasiones por las hermanas en sus sets y promete un futuro emocionante para el dúo, que inicia una nueva etapa en su carrera con fechas internacionales, eventos con artistas de talla mundial, y mucha música para lo que resta del 2021 y el 2022. Dr Honey ha tenido un año rutilante en el que se ha convertido en un acto esencial de la fiesta bogotana. Su inteligencia no solo se extiende a cada una de las producciones que generan sino a la manera en la que han manejado con inteligencia cada uno de los pasos de su carrera a nivel estético y personal.

MOÜGLI ft. Carlos Sadness– “Espera”

Después de trabajar en 2017 con Mateo Kingman, de Ecuador, el dúo de músicos y productores Juan Pablo Delgado y Samuel Lizarralde presentan una segunda colaboración internacional junto a Carlos Sadness, español con el que exploran un lado más intimista de su propuesta musical, escapando por un minuto de la fuerza de su jungle beat característico. “Espera” habla de la conexión que se da con alguien en la distancia, el sentimiento de nostalgia y de extrañar, pero visto desde una perspectiva positiva, con anhelo de reencontrarse y la fuerte esperanza de abrazarse de nuevo. Es una canción que mientras va evolucionando muestra cómo los dos personajes de los que habla se reconectan a pesar de las barreras del tiempo y la distancia. Es un delicado paseo cinemático cargado de emotivos momentos de preciosa calma, lo que le permite crear a MOÜGLI una pieza cálida de belleza sorprendente, que habla de lo más maravilloso de su corazón de artistas, pues continúan legándonos composiciones de singular belleza.

Yo no la tengo –Fiebre

Es posible que Yo no la tengo, a pesar de la ironía de su nombre, se convierta en uno de los actos más interesantes de 2021 con Fiebre, el EP debut que lanzaron la semana pasada luego de la presentación de dos sencillos poderosos. Es un EP frenético hecho desde las vísceras, el hartazgo y el miedo, una alucinación de sudores fríos y dolor. Es un disco que se suma a la narrativa de grandes bandas de la más pura oscuridad colombiana, dinamizando la parte más nocturna de su rock espectral. Este EP fue grabado en 2020, entre los estudios de Árbol Naranja y el Centro Ático y contó con el trabajo de María Paula Mondragón (ingeniera de grabación y de mezcla), Alejandro Araújo (ingeniero de mezcla y máster) y Antonio Suárez (ingeniero de grabación). El arte fue fruto de la imaginación de Natalie Boissard. En Fiebre el ruido converge con la euforia, el horror con la ironía y los sintetizadores lóbregos con guitarras espinosas que le dan una calidad violenta a la propuesta de valor de una banda inquietante y explosiva.