Ezra Faello abandera una nueva ola de talento tapatío emergente que está reinventando el pop. Deambulando entre lo que ha definido su estilo como dark pop, su música ha logrado reinventar el género experimentando con elementos del r&b, el hip hop y el electrodance, lo que le ha permitido a su sonido salirse de cualquier lugar común.

Como linea en su discurso Ezra vive en el limbo de la fantasía y la realidad, un concepto de ensueño a través de todos los contrastes del pop. Prueba de ello es su nuevo sencillo “222”.

De esta forma en “222”, los juegos con los instrumentos, los intrépidos efectos en la melodía y la sensualidad en la voz de Ezra, invitan a entrar en un surrealismo subterráneo basado en lo psicológico y lo espiritual que llena de poder cada acorde para conectar de alma a alma.

Para el originario de Guadalajara, comunicar sus deseos, pasiones, anhelos y sentimientos utilizando algo más que las palabras ha sido el reto a vencer en su vida, pues al padecer un trastorno del habla y proviniendo de un entorno muy alejado de lo artístico, su trabajo ha consistido en atreverse a buscar alternativas creativas.