Hace 7 meses Manuel

En la década de los noventa, una corriente musical tranquila se apoderó de las ciudades británicas, conocidas por sus tonalidades grisáceas y sus atmósferas abstractas. Con base a decenas de vinilos para samplear, teniendo como principal influencia el hip hop, surge el trip hop, un término acuñado por Andy Pemberton de Mixmag que, como bien apunta Simon Reynolds en su libro Energy Flash, “no es ni rap auténtico, ni propiamente es jazz”. El papel del trip hop para la música contemporánea es innegable y como sucede en diversos géneros, existen algunos nombres que quedan relegados, más no olvidados. Tal es el caso de Nightmares On Wax, alias que adoptó George Evelyn en la década de los noventa cuando comenzó su andar en el mundo de la música.

El concepto trip hop comúnmente es asociado a la ciudad de Bristol, lugar de origen de Massive Attack y Portishead ambos puntas de lanza del género, sin embargo, a la par en Leeds George Evelyn ya había sacado su primer álbum de estudio con una de las disqueras más importantes en la historia de la música británica: Warp Records. A Word of Science: The First and Final Chapter fue lanzado en 1991, mismo año del debut de Massive Attack, y sentó las bases de un movimiento musical que rápidamente se extendió por todo el Reino Unido. Con el paso de los años, el proyecto Nightmares On Wax se fue puliendo hasta llegar a consolidar un sonido llenos de pasajes jazzísticos que te invitan a vivir en tus audífonos y perderte en un mundo llenos de beast relajantes.

Como bien menciona el nombre de su segundo álbum de estudio, Smokers Delight editado por Warp en 1995, los beats sin filo, como fue categorizado este estilo musical en las tiendas de discos británicas, se convirtieron en el preferido para los consumidores de cannabis, tal y como lo describe Simon Reynolds en lo que podemos llamar el Santo Grial de la música electrónica. “Fumado, no puede haber demasiadas capas; la percepción de la textura y timbre se intensifica a manera de que el crujido y el refulgir de un hi hat son absorbentes hasta el infinito. Pero el minimalismo extremo es igualmente satisfactorio, porque puedes centrarte en lo que el oído habitualmente pasa desapercibido” explica este reconocido escritor del Reino Unido.

A través de la construcción de beats abstractos, además del uso recreativo de la marihuana en los escuchas, la música de Nightmares On Wax se volvió una delicia que brinda una sensación de estar flotando. Aún sin el uso del cannabis, los sonidos producidos por NoW se han convertido en toda una experiencia sensorial para las madrugadas y momentos de relajación en los que necesitas un apapacho sonoro que te ayude a echar a volar la mente. Con la creciente popularidad del canal de YouTube lofi hip hop radio – beats to relax/study to, resulta vital destacar el legado de los pioneros que dieron vida a esta corriente musical que seduce a millones de personas día con día.

Con una carrera músical de poco más de 30 años, la esencia de George Evelyn se mantiene intacta en cada uno de los materiales discográficos, ocho discos de estudio para ser exactos, que lo consolidan como un artesano musical que construye atmósferas sonoras que te transportan a una nueva dimensión.

Pueden encontrar In a Space Outta Sound de Nightmares on Wax en la tienda en línea o en Colima 110. También te invitamos a checar nuestra sección de Hip hop.

Texto: @regandul

FB: GranRevancha / Twitter: @revancha_df / Instagram: revancha_df