Hace 3 años Jonathan Contreras

A mitad de este año, se anunció un festival que captó la atención de mucha gente. Un headliner como Ringo Deathstarr hizo que la gente se emocionara muchísimo, el festival INVRNL apareció como una propuesta nueva y con un cartel que pintaba para tener un  fin de semana memorable.

Vivimos en una época donde cualquiera puede tener acceso a información, contactos y tener acercamiento con agencias de booking o management y así organizar un festival se convierte en algo que podría hacer cualquier persona pero esto no significa que cualquier persona deba hacerlo, el problema va más allá de conseguir dinero para pagar a las bandas ya que en la mayoría de las ocasiones las bandas no son retribuidas económicamente. Organizar un evento del tamaño de un festival requiere un nivel avanzado en áreas como logística, marketing, producción, negociación y manejo de dinero entre varias actividades que se complican dependiendo del tamaño del venue, asistencia y número de bandas.

Festivales como INVRNL desvirtuan el esfuerzo que tienen pequeños organizadores por realizar y posicionarse nuevos festivales, el día de hoy a las 7 de la mañana mendiante una publicación de facebook el festival decidió informar que no se harían actividades este día y que el sábado sería el único día que el festival tendría actividades y gracias a la poca información que ha publicado el festival, nada asegura que el sábado se realice el festival.

La cuestión va más allá de las horas de anticipación con las que se tomó esta decisión, existen personas que viajaron a la ciudad con el objetivo de ver a una o varias bandas del cartel ya con el boleto comprado y hasta la publicación de esta nota no existe certeza de un reembolso parcial o total.

Existen varias propuestas de festivales que han logrado un lugar comenzando como propuestas pequeñas, la primera edición del NRMAL fue un esfuerzo pequeño y después de varias ediciones es uno de esos festivales que podemos presumir al mundo, Forever Alone Fest este año ha anunciado grandes sorpresas y pinta para crecer más, Friendstival en su última edición mostró como con pocos recursos se puede realizar un festival, estos festivales independientes son afectados con eventos mal organizados pero quien más sufre en esta situación es la escena musical nacional.

Si queremos llegar a tener una escena musical profesional y normalizada, son estos esfuerzos pequeños los que hacen crecer a los músicos, ingenieros de audio, prensa, gente de marketing y demás gente que está metido en el medio musical. Las RobertasRingo Deathstarr han publicado en sus respectivas redes sociales un comunicado en el que exponen que la organización de INVRNL no cubrió los vuelos a la Ciudad de México y con esta situación.

UPDATE:
#Supportyourlocals levanta la mano como un un festival en el que parte del talento que se presentaría en INVRNL tomará el mismo foro para hacer un concierto.

UPDATE: El Festival Invrnl publicó el siguiente comunicado respecto a los reembolsos