El poeta chileno Nicanor Parra, decía que todos los caminos conducían a Cuba y debe ser cierto. No existe lugar en el mundo que posea tanta riqueza cultural, su gama de estilos musicales va desde los ritmos africanos hasta la rítmica española, es justo de esas semillas que crece Elsten Torres, músico cubano que actualmente vive en Miami, pero que fue criado en Nueva York, pero siempre tuvo su epicentro creativo en Cuba.

Mientras la pandemia estaba en su punto alto, Elsten vivió el fin de una relación muy bella pero muy intensa. Al mismo tiempo, ha cuidado a un familiar con una enfermedad muy fuerte y que aún continúa con esa lucha. Esas son algunas de las historias que lo inspiraron para escribir las narraciones liricas que conforman a Nocturno.

Es precisamente con este disco que el músico regresa a sus orígenes hispanos y se aventura a componer en español, el resultado de este experimento fueron canciones de alto nivel emocional. Las letras de cada tema son el reflejo de momentos oscuros, preciosos, nostálgicos y emocionalmente profundos.

El mundo está pasando por un momento muy difícil y a veces pienso si hay sentido en seguir creando música. Me entristece ver las tragedias que siguen ocurriendo, pero a la vez no dejo de darme cuenta que la música nos sana, nos une y que muchas veces es el único compañero fiel que tenemos en el camino. Ha salido a la luz mi disco Nocturno, estoy super orgulloso de este proyecto y de todo el equipo que me brindó su talento para crearlo. Espero que me puedan acompañar hoy para escuchar el disco juntos, y si se sienten conectados a las canciones, que las compartan con sus seres queridos. Gracias por su apoyo de siempre y que las melodías bellas de la vida sigan fluyendo.

“Cuando el Mundo Me Dijo” es uno de los grandes temas del disco, una melodía que logra transformar la ansiedad de la incertidumbre en un momento de reflexión. Nocturno es una oda para la noche oscura del alma.