Desde Perú llega Adrián Bello con una propuesta de folkore y ritmos de baile. “Bailemos en la Sala” fluye entre distintos géneros y ofrece canciones cercanas, con las que es muy fácil identificarse y conectar, por lo que sin duda consolidará el lugar que tiene actualmente el artista en el indie sudamericano.

Con una carrera en ascenso, el cantautor irrumpió en la escena en el 2018 con “Apprentice”, un álbum de soul en inglés que lo posicionó rápidamente como una de las voces emergentes más cautivadoras, cargada de emotividad y versatilidad, y un estilo fresco pero atemporal.

En el 2020 el intérprete se abrió paso en Latinoamérica con sus primeras colaboraciones: “Explosion” junto a Ximena Sariñana y “Escondidos” de la mano de Jósean Log. Esta última logró convertirse en una de las canciones más virales de Perú a pocos días de su estreno. Posteriormente llegaron “Inteligencia Emocional”, en colaboración con el dúo Alejandro y Maria Laura y “Vas a Llorar (No Sé Querer)”.

“Desde el 2020 he venido lanzando sencillos, explorando y jugando con distintos géneros latinoamericanos. Ha sido una etapa de búsqueda para mí, en la que tenía la opción de encerrarme y hacer el trabajo sólo, o encontrar mi sonido y mi identidad. Pude hacer colaboraciones tanto con artistas peruanos como extranjeros y mi música ha llegado a lugares que nunca imaginé. No puedo esperar a compartir este nuevo disco en vivo”, manifestó Adrián sobre su ascendente carrera musical y este reciente lanzamiento.