Fotos: Liliana Estrada ( OCESA Cortesía)

El Pabellón Oeste del Palacio de los Deportes estuvo a reventar, IDLES se consagró en México después de tanto tiempo de espera en un concierto lleno de adrenalina. A pesar de ser esta su segunda fecha después del show sorpresa en House Of Vans, la banda de bristol tuvo más tiempo para explotar el escenario gracias a su presencia en el escenario.

Desde la primera canción “Colossus” la gente exploto, el moshpit se ocasionó y de principio a fin la gente no dejó de saltar, cantar y aplaudir. La química de Joe Talbot como frontman es único, su voz la postura en la canta todo es impactante e imponente; por otro lado los riffs de guitarra de Mark Bowen guía todo el ritmo del show.

El setlist fue hit tras hit, no hubo tiempo de grandes descansos “Mr Motivator”, “Grounds”, “Mother”, “Divide and Conquer”, “Never Fight a Man With a Perm”, “1049 Gotho” enriquecieron esta visita de la banda inglesa que desde que llegaron a nuestro país han vivido el sueño de un público apasionado al 100 por ciento.

De los highlights del show podemos destacar las referencias de la banda a nuestra cultura mexicana y su percepción en el mundo. Claro que sí hubo piñata y máscaras de luchador, además Joe Talbot hizo una metáfora de la libertad con el águila de nuestra bandera. Joe Talbot, Adam Devonshire, Mark Bowen, Lee Kiernan y Jon Beavis lo entregaron todo y nos recompensaron los años de espera con un show que quisiéramos vivir en loop.

Otro de los momentos más agradables fue el medley improvisado o no en “Love Song”, una canción que se extendió con temas de Adele, U2, Prince, Dead Or Alive y Joy División”. Así como el climax y el desenlace de una mágica y veloz “Danny Nedelko” y I’m Scum”. Muchas gracias Idles por todo lo que nos dejaste en el escenario, estamos seguro que volverán con más para darnos y en un periodo de tiempo ya no tan largo.