Los últimos meses del año son de fiesta, celebrar lo ganado y relajarse para renovar el espíritu para un nuevo ciclo. Hoy Sonido Menear nos regala la canción ideal para poner el alma bailar al ritmo de cumbia, electrónica y psicodelia.

Se trata de “Menea” un tema instrumental que mezcla géneros y vibraciones, que nos recuerda la lucha constante de seguir adelante, por no rendirse, de nunca dejar de CREAR. Este sencillo forma parte de la colección Euforia, misma que se estará presentando en lo que resta del 2022.

Este proyecto es oriundo de Puebla, está conformado por Mener M. Ramírez también conocido como José Torres M., músico/productor. Durante sus actos en vivo se hacen acompañar de Fernando Campos y Ángel Nuñez. Fue exactamente hace dos años cuando lanzaron su primer disco homónimo (Sonido Menear) además formaron parte del compilado de Cambujo Records, cada show cuenta con visuales que enriquecen la experiencia psicodélica de un buen baile.

“Mi primer recuerdo es de una ocasión que vi a mi papá llegar a la casa enojado, cansado, deshecho, etc. todo derivado de una crisis económica y personal por la que estaba atravesando. Agarró el vinyl de The Doors lo puso en el tocadiscos y se sentó en un sillón dispuesto a escucharlo; yo lo miraba de lejos porque no sabía la forma de acercarme a él y brindarle un poco de comfort, hasta que de momento empezó a sonar el disco y vi cambiar completamente el semblante de mi papá a algo más relajado y positivo. Parecía alguien a quien le habían brindado un vaso de agua en medio del desierto.

Su espíritu había recibido la invitación para que aunque sea por un momento se alejara de todo aquello que lo abrumaba, pudiera estar consigo y generar en sí un estado de catarsis. Al darme cuenta del efecto que había tenido en mi papá yo decidí querer generar ése efecto en él y en todo aquel que estuviera pasando por un mal rato y necesitara de un sonido o una melodía para tomar fuerza y ánimo para continuar”

La copla mexicana tiene claro su objetivo, hacer música para curar el alma, sus composiciones son la transformación de todas esas emociones negativas que se pueden llegar a sentir. De igual forma, se han convertido en uno de los pocos proyectos que cuidan y preservan el folclor mexicano, a través de la narrativa popular.