Hace 1 mes Jonathan Contreras

En 1991 sucedió un hecho que marcó a nuestra generación, un eclipse total de sol se pudo observar en la ciudad de México el 11 de Julio de aquel año, como cualquier fenómeno natural de esta clase provocó que gente organizara eventos para que estos momentos quedaran enmarcados de una mejor manera, uno de los eventos que más ruido provocó fue un concierto  encabezado por Jean-Michel Jarre en San Juan-Teotihuacán.

La idea era recibir el eclipse total mientras Jean-Michel Jarre tocaba, un espectáculo fondeado por Aeroméxico, Sectur, Telmex, Silog, Hotel Campestre, Mercedes Benz, Hermes Corporativo, Club Med, Fonatur, Stouffer y 36 Nueve empresarios estaba por suceder hasta que el evento fue cancelado.

El no cumplir con las especificaciones técnicas fue la razón oficial por la que no sucedió este concierto, en su momento los organizadores declararon:

“Se maneja que nos quedamos chicos para darle a Jarre sus requerimientos técnicos y de seguridad, pero no es así También que es un desprestigio para México, pero Jarre contaba con todo, incluso habíamos involucrado a más patrocinadores, así que sus motivos son un misterio”

La verdadera razón de la cancelación pareció obedecer al miedo provocado por la gran atención que estaba causando este evento. Las autoridades decidieron proteger Teotihuacán, el evento comenzó a crecer al grado que Coca Cola había entrado como patrocinador al evento y proporcionaría la venta de soda durante el Eclipse. Carlos Mora quien en ese entonces contaba con 35 años y era el director del proyecto en su momento declaró.

“Fue un trabajo de descifrar símbolos Jamás enviaron lista detallada de las máquinas que traían, por ejemplo, y pasarlas por la frontera era problemático Nuestro joven equipo (yo soy el más viejo) siempre estuvo a la altura profesional del evento”

Algunas fuentes señalaban también presión por músicos nacionales dedicados a la música prehispánica que consideraban sacrilegio que un francés tocara en Teotihuacán en lugar de un mexicano.

La realidad es que en ese entonces los eventos masivos y sobre todo del indole musical en nuestro país estaban en pañales, apenas habían pasado dos años de la apertura a conciertos internacionales marcada por Rod Stewart en Querétaro y Bon Jovi en Guadalajara quien en 1990 ofrecería conciertos los días 16 y 17 de Febrero pero terminaron siendo dos funciones el 17, era algo común encontrar dificultades ocasionadas por la falta de experiencia que tenía nuestro país en aquel momento, el suceso con Bon Jovi fue capturado en el siguiente video.

El día en que se iban a vender los boletos de Jean-Michel Jarre fue cuando la cancelación se confirmó y nuestro país se quedó con las ganas de tener un evento así pero los eclipses han provocado inspiración para muchos artistas, en 1999 The Pet Shop Boys escribieron “Casting a Shadow” que salió como lado B de “New York City Boy” para conmemorar el eclipse solar que sucedió el 11 de agosto de 1999 y que fue el último del milenio, después se publicó un video con escenas del eclipse por Europa.

Con información de: Proceso y La Jornada