Hace 1 año Adrian Mendez

La música electrónica mexicana en los últimos dos años ha tenido un óptimo desarrollo, esto en cuanto a lo producido y logrado en dicho período; de la misma manera, los músicos y público se involucran con mayor énfasis en el proceso y difusión de la música. Por lo anterior, no fue fortuito el regreso del colectivo Cuatro Veinte en este año y llega mediante la segunda edición de su compilado Lissajous vol. 2; la primera edición de este proyecto, sirvió para introducir al sonido oscuro y atmosférico que propone el colectivo liderado por Andrés Montes. Mediante una nueva selección de artistas nacionales, Lissajous vol. 2 es una muestra de la escena electrónica mexicana: desde densos paisajes sonoros hasta canciones diseñadas para bailar; la producción nos enseña distintos aspectos de una misma estética relacionada con la obsesión hacia las texturas.

El compilado abre con una especie de preludio producido por Benfika titulado “Navajas”; en ésta nos pasea a través de unos ambientes melódicos basados en acordes muy emotivos, se desprende de la cuestión percusiva y le entrega toda la fuerza a los sintetizadores e instrumentos arpegiados para generar un sentimiento enaltecedor. A partir de este sencillo, Lissajous vol. 2 transcurre en diversas direcciones: “Classic/Basic” de Beniceordead hace referencia al techno, sin embargo, toma una ruta más metálica en su sonido; por su parte, Kummba en “Mimesis” opta por sonidos más cálidos, tribaleros y tropicales que pueden tomar ligeros tintes de deep house clásico o house sud africano.

Untitled-1

Una propuesta interesante en Lissajous vol. 2 es “La Dicha Es Realidad” del duo Mygra/ña + Toka/io, con el apoyo vocal de Cris Marquez; el sencillo es un track de rap con una paleta de sonidos muy peculiar apegados al pop, hasta podría concluir que es alusivo al estilo de Calle 13. Definitivamente, es algo que no me esperaba escuchar dentro del compilado, sin embargo, le agrega puntos al amplio abanico de cosas que propone Cuatro Veinte. Posteriormente, se escucha “Closing the Circle” de Me & Myself con vocales de Nima Ikki. Me & Myself; la pieza oscila entre el rap, el hip hop y tomando de base agradables melodías provenientes de algún instrumento de cuerdas, este productor capitalino aporta ritmos y texturas que ejemplifican perfectamente la dirección del colectivo.

Más adelante se escucha “Focus” de Bore Uno, mejor conocido como Weed Konducta; la canción es rápida, minimalista y logra un ambiente muy tétrico y bailable a la vez. Asimismo, su constante sonido agudo nos empuja hacia adelante con la progresión de la percusión, generando un efecto hipnótico que instantáneamente nos posiciona en una atmósfera llena de misterio. Para terminar Lissajous vol. 2Space Dynamite presenta “Heart Melt” que con el acompañamiento de épicos sintetizadores nos transportan a un espacio ubicado entre la música synthwave setentera de Jean Michel Jarré y el inigualable estilo del difunto DJ Screw con sus mezclas rebajadas a la “Chopped & Screwed”.

Lissajous Vol. 2 es un ejemplo más de como la música electrónica en México sigue forjando su mensaje e identidad mediante la fijación por la música de frecuencias graves; Cuatro Veinte regresa en este año con la continuación de lo que conocimos el año pasado, no han cambiado de opinión sobre su propuesta y es un gusto ver que siguen construyendo su comunidad y sonido a través de actos nacionales que están cambiando nuestra forma de entender la música electrónica en nuestro país.