Quien afirmó que la vida es como ir en una montaña rusa, no se equivocaba. Los altibajos en nuestro día a día, a pesar de lo difíciles que puedan ser, componen en conjunto el ritmo de nuestra existencia y nos enseñan a disfrutar cada momento como en una gran sinfonía.

Partiendo de esto, Diego Guerrero Alexander, a través de dieglitter, su nuevo proyecto musical en solitario, toma como punto de escape a la música para desahogar bailando los momentos complejos de su historia personal.

Diego, quien además de tener ya una sólida trayectoria musical con proyectos como Supersilverhaze y como colaborador de otros artistas como Michelle Blades, también cuenta con una experiencia notable como diseñador gráfico y de moda, lo que le ha permitido desarrollar este proyecto como algo integral en donde lo musical, lo conceptual, lo narrativo y lo visual conforman una unidad indivisible.

Este 6 de mayo, dieglitter debuta con su primer EP, el cual está formado por cuatro canciones que sientan las bases del universo al que este artista nos propone entrar: un entretejido de emociones, momentos catárticos, añoranzas y esperanzas, que nos invitan a bailar aunque nos sintamos vulnerables.

Los sentimientos evocados por las líricas de dieglitter se balancean entre la lucidez rítmica de sus melodías, lo cual, deriva en un lenguaje y un estilo únicos para expresar aquello que nos sobrepasa:

Aunque llueva”, “Adicción” y “Tal vez”, son las otras piezas que forman este EP que, de manera lúdica y libre, hablan de la fragilidad, el amor y la pérdida jugando entre las fronteras del bedroom pop, el dream pop y el indie. Así, el EP es un vaivén de luces y sombras, y de seductoras invitaciones a seguir bailando a pesar de la adversidad.

Dieglitter, cuenta además con las colaboraciones en la fotografía de Neelam Khan Vega, el Estudio SMA en el diseño gráfico, la producción de Hugo Quezada y las participaciones de los músicos Patricio González y Santiago Mijares.