Hace 7 meses Lenin

La semana pasada El Museo Nacional de Arte inauguro la exposición ATL, fuego, tierra y viento; sublime sensación, una celebración de la obra del pintor, escritor y geólogo Gerardo Murillo, mejor conocido como Dr. Atl. Murillo es un personaje complejo, pieza clave del movimiento muralista mexicano, estudió pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes, filosofía y leyes en la Universidad de Roma y más tarde trabajo con el partido socialista en Italia.

En el 2017 Google hizo un doodle para festejar el 142 aniversario del nacimiento del pintor jalisciense.

Los volcanes fueron una de las pasiones más grandes en la vida de Murillo, Vivió a las faldas del Iztaccíhuatl y el Popocatepetl de 1907 a 1910, Estudió vulcanología en Italia, y todo culmina cuando en 1943 es testigo del nacimiento del volcán Paricutín en el estado de Michoacán.

Su obra literaria es igual de interesante que su trabajo como pintor, llega a publicar novelas, cuentos, ensayos y poesía, en 1921 ve la luz “Las Sinfonías del Popocatépetl” una antología de poemas, donde plasma su fascinación por estas montañas vivas:

Sobre tu altura suprema todo es puro, oh Montaña: tus hielos, la atmósfera, mi pensamiento. De tu cúspide adormecida en el silencio de la noche, el hombre como sobre un pedestal, levanta una gigantesca estructura y sumerge en las lejanas promesas del firmamento constelado la inquietud de la mirada.

El Universo entero derrama sobre el Volcán el imponderable fluído —llueve luz— llueve luz del Cosmos sobre el Mundo y la Montaña baña su cima nebulosa infinita del Caos pulverizado en soles.

Las Sinfonías del Popocatépetl – Gerardo Murillo

En 1950 publica el libro “Cómo nace y crece un volcán, El Paricutín“, compendio de sus experiencias y observaciones detalladas de este suceso. Murillo pierde una pierna al observar la erupción, lo que no le impide seguir admirando el paisaje, continúa pintando gracias a observaciones aereas.

“Gran parte de mi vida la he ocupado en escalar volcanes, en estudiarlos, en dibujarlos, y, de repente, la Naturaleza puso a la puerta de mi casa un volcán nuevo.”

Dr. ATL

Símbolo y Volcán

Para Murillo, los volcanes, eran algo más que formaciones rocosas, eran parte de un dialogo con el universo, su observación y exploración, medios para trascender a la condición humana. Por otro lado el símbolo del volcán esta presente a lo largo de la obra musical de varios artistas, comúnmente representan una pasión desmedida:

Para acompañar tu visita al MUNAL hemos creado para una playlist con canciones que exploran los distintos significados que los volcanes ocupan en el imaginario colectivo.

La exposición ATL, fuego, tierra y viento; sublime sensación estará disponible en el MUNAL hasta septiembre del 2019.