Fotos: Paola Baltazar

Después de tener que aplazar su visita a México por temas de covid, Crumb llegó de nueva cuenta a la CDMX. En una noche donde pudimos deleitarnos el esa gran armonía melodica que la banda tiene en sus presentaciones.

Con solo dos álbumes de estudio la sinergia que hace Crumb en el escenario es simplemente mágica y da una excelente presentación. Un balance entre los temas de Ice Melt y Jinx. Los de Brooklyn están perfectamente conectados, el sax y el esos riffs de guitarra bien acoplados son dignos de una hipnosis, perder los sentidos y solo concentrarse en la música.

De las canciones que más disfrutamos sonaron “Ballon”, “Up & Down” y “Tunnel (all that you had)”, Ghostride, Bones y Locket. Al final del set cuando el encore llegó “Nina” y dio el cierre a un show excelente entre la instrumentación y la ola psicodelica que maneja la banda. A lo mejor el único error fue no tocar “Plants” pero se los pasamos esta vez. Crumb dejó todo en una noche lluviosa por la CDMX.