Tras presentar “Jinxed”, un track que despide las exploraciones synth-pop de 1998, el álbum debut, “Romanov” nos conecta con la agresividad y catarsis de Lesser evil, su próximo álbum.

Algo que caracteriza al proyecto regio es la fuerza de discurso y visión que explora Acid Fader. “Romanov” es un espejo feroz y crudo del tiempo actual no queda otra opción que enfrentar la realidad y seguir adelante.

Bajo un estruendo del doom metal y el post-punk Acid Fader es un estallido de emociones, un reflejo incontenible que nos deja el 2020.

Acid Fader se decanta por lo profundo: desarrollar un sonido con el espacio suficiente para experimentar, refinar y consagrar una visión en formato álbum. Así han entregado Project Bedroom y 1998, piezas que los han llevado a compartir escenario con bandas afines como Human TetrisMolchat Doma y Motorama.