Hace 2 meses Intrstlrs

Por: Larissa Osorio

La inmensa Ciudad de México alberga un monstruo musical que ha llegado para darle la sazón que necesitábamos a nuestra playlist.

Hablamos de nada más y nada menos que de El monstruo son los otros, una banda que reivindica la cultura chilanga como espacio musical.

Roco Casillas en el contrabajo, el bajo eléctrico y la voz; Mauricio Ahuatl en la guitarra y Aníbal Franco en la batería y percusiones, encontraron la fórmula perfecta para plasmar los quehaceres urbanos a través de un viaje sonoro, que saca a relucir diversas influencias musicales que van desde el jazz, el bolero, funk, hasta el punk y el hip hop.

EMSLO debuta en 2015 con Yo no soy el monstruo, donde sin duda nos hacen mover las caderas y experimentar diversos moods. Después sale el “Especial de Navidad”, que celebra las épocas decembrinas con divertidos villancicos.

Llega 2017 y con ello el origen de los EP´s, El Ave de los 400 Claxons y La Ciudad de las 400 Bandas. En este cóctel de ritmos, colores y texturas, que rompen fronteras entre los géneros musicales, es la lírica el componente medular de estas propuestas, donde se relatan las historias y tradiciones de “La Nueva Tenochtitlán del Temblor”, una dimensión ficticia, paralela a la Ciudad de México. Llena de contrastes, es una metrópoli aplastada por un terremoto de la cual no queda más que la música.

Este año, nació La gardenia de los 400 nombres, para darle continuidad a este proyecto; pero ¡aguas! porque EMSLO viene reloaded. Compuesto por tres tracks, este álbum conjuga el pop, funk y el rock para dar origen a una de sus más grandes apuestas musicales, no sólo por la tremenda calidad lírica y sonora, sino por sus grandes colaboraciones, entre éstas, el Coro Gay de la CDMX, gran apoyo para la banda desde 2016.  

El Female Power viene a ponerle punch a este material, primero con la voz de Luisa Almaguer en “Música moderna bailable”, una canción que habla de una persona con el corazón tan triste, que la única manera de sanarlo es salir a bailar a “Dragatitlán”, el antro más popular en la Nueva Tenochtitlán del Temblor.

Después escuchamos “Sobre la Reencarnación en Gardenia”, un rolón en el que la cantante Georgina Equihua Mañón y la poeta Zazil Collins hacen uso del verso para contar la historia de un árbol, donde por cada mujer asesinada en la ciudad nacen gardenias de éste; una oda a la mujer y una denuncia a los feminicidios que se viven día a día.  

Finalmente EMSLO nos dice “hasta pronto” con “Home”, que se acompaña de una sección de cuerdas que imprime profunda nostalgia al track y nos hace rememorar amores pasados. Si quieres ser testigo de la travesía musical que te estamos contando y sumergirte en el Universo EMSLO, no dudes seguirlos en sus redes sociales y estar al pendiente de sus próximas presentaciones.