Hace 1 mes Digger

El 2018 ha estado lleno de sorpresas musicales, y una de ellas es Noa Sainz, que a su corta edad ha logrado definir un estilo visual y línea musical que va del soul pasando por el hip-hop y la psicodelia indispensable para crear las atmósferas etéreas y oscuras vigentes en el neo-soul actual de la que nuestro país carecía hasta antes de su llegada.

Noa Sainz había lanzado previamente dos sencillos al aire que anunciaban lo que estaba por venir, y fue hasta hace unos días que No Science fue lanzado en todas las plataformas.

No Science es un atinado título para el EP considerando que las letras de los tracks están relacionadas con las experiencias de Noa en los últimos años; comunicando la montaña rusa emocional que se arma con ese desbalance de amor-desamor, tristeza, el océano y el dramatismo que pueden transmitir algunas ciudades en las que ha estado, la ciencia no puede explicar las emociones y herramientas involucradas para la creación de este material.

Hablando de los beats, Noa se rodeó de gente con cierto kilometraje andado en la Producción como Cuarto Para La Una, oriundo de Piedras Negras, y con quien tiene una estrecha relación de amistad que se traduce en beats hechos a la medida de su voz.

En este nuevo EP también tuvo la oportunidad de trabajar con uno de los productores más en boga de los últimos años, Wet Baes, con un beat para el interludio “Amadís” que es tal vez la rola más soulful del EP.

“Yo no soy” fue producida por Tau, un joven del estado de México que forma parte del colectivo de productores 808 baes y “Freedom” un productor de Sabinas Coahuila que ha sido beatmaker de varios exponentes del rap mexicano.

“Habla sobre el tiempo y todas sus complejidades, habla de amor de pareja, de amor propio, de amor a una ciudad, de amor al mar, habla sobre la tristeza, sobre el abandono de una pareja, sobre no poder superar a una pareja, habla sobre la pasión, son letras muy sensoriales y que hablan de cosas que me han rodeado o me han pasado en los últimos 5 años, años intensísimos. Es nostálgico, alegre, retador, es obscuro, sinsentido y a la vez muy claro. Siento en él también un poco de mi infancia. Habla sobre tener miedo y sobre perder el miedo. Es picardía. Es toda mi crisis, todo mi éxtasis, mis sollozos, mi contradicción, mi fe, mis vicios, mi lamento y mi inestabilidad.” – Comenta Noa acerca de su primer EP.

En lo personal me parece un ep para ser escuchado en orden, completo y frente a un espejo, pues me parece una música completamente sensual y para escucharla con audífonos.