Hace 3 semanas Omar Ferreira

Por fin llegó la novena edición del Festival Corona Capital y al parecer deja un gran sabor para todos, lejos de la cantidad de personas que no tenían idea que hacían ahí, la pretención de indumentaria de algunos asistentes (incluidos influencers que probablemente ubicaban a uno o dos actos de ambos días), nos deja un sabor a mucha cerveza con un clima frío moderado, una logística entre escenarios aceptable, señal 3G sin ningún problema, gran convivencia y mucha, mucha música.

Comenzó con toda la energía del día uno con Sparks una gran sorpresa para los nuevos escuchas y un bunker lleno de satisfacción para los verdaderos fans mismo caso para el acto clásico de este año con The Jesus and Mary Chain, Børns con su cierre épico al tocar Electric Love, el fail u oportunismo de la tarde llegó con los ex emo Panic At The Disco interpretando Bohemian Rhapsody que emocionó a unos cuantos pero sin este cover su presentación pasó sin pena ni gloria, no así con la fiesta que armaron los Friendly Fires que cada track que tocaban transmitían una energía como si fueran sus mejores épocas en plena promoción de Pala (2018), dejaron todo listo para Lorde quién sorprendió y se agradece la propuesta visual y musical en cada presentación, junto a Odesza todo un acierto que lejos de solo escuchar un set de música electronica entregaron todos una propuesta visual y experimental única, The Chemical Brothers acentuaron el clásico que son y lo chico que les quedó el escenario asignado en donde no cabía ni un alfiler y la curva 4 se convirtió en todo un rave novelero, el cierre estuvo a cargo de Robbie Williams quién lejos de ser la mejor propuesta para el festival, entretuvo y cumplió cerrando dignamente el primer día de actividades.

El día dos la fiesta no paró y sin duda fue el día con mayor asistencia, Superorganism comenzó actividades temprano, dejando claro que las letras chiquitas valen mucho la pena prestar atención en cada festival ya que muy probablemente será un proyecto que estará sonando en todos lados los próximos meses.

Digitalism, duó que se adapta al lugar que les asignan y superan las expectativas de sus fans y de nuevas generaciones, problamente subvalorados pero supieron aprovechar ciertos momentos como el mashup Song 2 con Glow para poner a bailar a todos, el momento melancólico se lo llevó Death Cab for Cutie que a pesar de tener poca asistencia les cumplió a varios que por más de una década tenían ganas de verlos en nuestro país todo un trip generacional, punto clave los primeros acordes Soul Meets Body, los mejor recibidos y uno de los mejores actos de producción en vivo e interpretación sin duda es Nine Inch Nails, cada riff, cada visual que ejecutaban Reznor y compañía envolvían a todos en un ambiente único, este año no podía faltar Bowie en el Capital y NIN interpretó su versión de I’m Afraid of Americans, en septiembre de este año Perfect Drug fue tocada por primera vez por la banda y tocarla en México no fue excepción, cerraron de manera épica con Hurt, dejando todo listo para un final de baile con New Order, tocando hit, tras hit Crystal, Bizarre Love Triangle, Blue Monday, Temptation, cerrando con “Love Will Tear Us Apart” probablemente sea lo más cercano que estaremos a Joy Division.

Larga vida Festival Capital, supera las expectativas año con año y nos vemos en tu cumpleaños número 10.