Hace 2 años Omar Ferreira

Fotos: Isaac Carrillo

 

La edición número 2017 del festival Corona Capital ha llegado a su fin y nos deja en su mayoría con un gran sabor de boca, habrá gratas experiencias y otras no tanto pero la realidad es que el festival ha madurado gratamente, no al igual que sus asistentes quienes por momentos se transmitieron cansados, desubicados e incluso desconsertados respecto a lo una parte de la magia de un festival es tener la oportunidad de conocer nuevas propuestas previos a los headlines con éxito asegurado 

Este año “El Corona” nos presentó propuestas que seguramente el próximo años estarán en la mira de festivales internacionales; una Dua Lipa y Angel Olsen encaminadas a ser de las mejores propuestas de 2017 puso a bailar y cantar sus respectivos escenarios, el trío de indie folk Daughter dejó listo el ambiente para recibir a los veteranos de Mogwai mientras llegaban bajos y baterías de Metronomy sonido al que nadie se resistió para recibir a The XX un acto con éxito anticipado, una recepción fue más que cálida.

La organización ha mejorado por mucho, resurtimiento de bebidas y comida, colocación de sanitarios en puntos estratégicos, todo acompañado de el principal motivo; la música propuestas que fueron desde el hip-hop rock de Banks & Steelz pasando por el garage rock de Cage The Elephant para enfrascarte en los ambientes de Alt-J o la energía de Phoenix.

El baile del recuerdo que a más de uno le pesó la edad al ver a bandas como The Drums, The Sounds, Grizzly Bear y Andrew W.K. que en ambos días sirvieron como introducción para actos clásicos siendo The Shins, PJ Harvey y Elbow los encargados de dar el tono alternativo al festival.

Los headlines cumplieron para el sábado Foo Fighters que a pesar de no tener activados los delays del venue por completo nos sorprendieron con el breve homenaje al fallecido Malcom Young líder fundador de AC/DC, los riff no descansaron durante casi dos horas tocando hit tras hit acompañado de una serie de covers con el que empezaron covereando un clásico de Greese hasta su versión de Paradise City.

Así transcurrió el desfile de bandas hasta llegar a un final épico para la historia de festivales en nuestro país con un show de casi tres horas teniendo a Green Day con un manejo total  de publico, su extenso repertorio y entrega hacia el publico mexicano, les hicieron valer sin duda una de las mejores presentaciones del festival.

Larga vida Corona Capital.