Hace 3 años Manuel

En la década de los sesenta, los barrios de Nueva York estaban inundados de latinos los cuales buscaron el afamado sueño americano; éstos poblaron algunas zonas de Harlem, Brooklyn y el Bronx. Gracias a esto se instauró una mezcla cultural, ello se reflejó en la fusión de sonidos caribeños y africanos con el soul norteamericano. Y de esta manera surgió uno de los géneros más olvidados en la música contemporánea: el boogaloo. Algunos de los historiadores de la música latina posicionan al boogaloo como el sucesor directo de la salsa; un término que de acuerdo al investigador venezolano Leopoldo Tablante, fue acuñado por el sello neoyorquino Fania Records.

A causa del boom de la salsa, una generación de músicos influenciados por este género comenzaron a experimentar con ritmos como el R&B, el soul y jazz; ello creó un sonido funky guajiro que transmitió un alto voltaje a la pista de baile. El boogaloo fue la respuesta de las generaciones más jóvenes de latinos los cuales disfrutaban de sus raíces afroantillanas; pero también necesitaban un sonido mucho más moderno al clásico son cubano y boleros.

boogaloo

Pete “El Conde” Rodríguez, uno de los exponentes.

La salsa a pesar de su candente ritmo, fue conservador desde su forma de bailar; mientras que el boogaloo, más alocado y frenético, desencadenó una revolución cultural en muchos aspectos. De inmediato, decenas de músicos comenzaron a concebir al boogaloo en la Gran Manzana; entre los artistas más destacados encontramos a Pete Rodriguez, Ray Barretto y Joe Bataan, miembros todos ellos del sello Fania Records. Cabe señalar a Johnny Colon y su Orquesta de Cotique Records, dentro del género. 

Con un sonido netamente neoyorquino y que subió como la espuma durante la época de oro de los ritmos latinos, el boogaloo ayudó al mercado musical a generar ventas por millones de dólares; sin embargo, la efervescencia se diluyó al poco tiempo. Una de las principales desventajas del boogaloo es la poca información que tiene el público sobre las diferencias del género con la salsa u otros géneros parecidos.

En la edición 2015 del festival SXSW, el director Matthew Ramirez Warren presentó We Like It Like That; éste es un documental en donde se junta a Joe Bataan, Johnny Colon, Pete Rodriguez y otros músicos de boogaloo para contar de viva voz los orígenes de este peculiar estilo musical. Otro de los esfuerzos por mantener viva la llama rumbera tuvo lugar en Nueva York con Spanglish Fly, una orquesta que en 2015 lanzó New York Boogalooun álbum que remite a los sonidos sesenteros latinos para mostrar a las nuevas generaciones que el boogaloo no ha muerto.

Te invitamos a revisar nuestra sección de Salsa en donde se incluye a varios clásicos del boogaloo.
FB: GranRevancha / Twitter: @revancha_df / Instagram: revancha_df