Hace 12 meses Julio
the garden review

thegardenreview.net/nuhome

Los espacios de información virtual siguen determinados patrones  no sólo para dar lógica a la red, también con la finalidad de un equilibrio en el consumo cultural del internauta; en otras palabras, los servidores y páginas web en donde escuchamos música, leemos múltiples artículos o disfrutamos películas son parte de un sistema amplio y complejo. A pesar de ello se han creado sitios con la intención de experimentar en la red, es decir, en éstos las reglas pasan a segundo plano y ofrecen experiencia únicas de consumo; uno de ellos es The Garden Review.

“En los últimos 15 años nos hemos encargado de convertir la web en algo puramente comercial que la verdad es una puta güeva.”

El proyecto The Garden Review gira en torno a un juego: cada persona que forma parte del proyecto, se dedica a conseguir determinados textos (de contenido y formato libre) a los cuales se les hace una página; en ésta se plasma y modifica a plenitud el escrito. En estos casos es importante que sea gente cercana, para generar una dinámica a manera de competencia en la que se juega por mejorar las páginas de cada texto y adivinar quien escribió los diferentes textos.

Screen shot 2016-06-27 at 8.19.37 PM

thegardenreview.net/caradeguerra

El proyecto lo comenzó Gabo, un programador por “hobbie” del sur de la ciudad de México que toma como inspiración su paso por la publicidad y la falta de riesgos que toma la gente en web; él señala: “En los últimos 15 años nos hemos encargado de convertir la web en algo puramente comercial que la verdad es una puta güeva. Ahora todo se consume a través de Facebook, Google, Twitter, Pinterest etc. Mi punto es que no hay necesidad! Cualquier persona puede hacer una página sin respetar las reglas de las compañías, las reglas de derechos de autor ni siquiera existen… sin embargo las respetamos”.  El equipo del sitio se complementa con Allegra, Abril y Doris. Según Gabo, no necesitas ser programador; cada uno de los colaboradores viene de diferentes áreas: Allegra hace video, Abril es editora y Doris es bailarina. Lo único que necesitas es tener un talento e idear la forma de meterlo a web para juntar los textos y empezar a hacer las piezas.

“En el Garden Review pensamos que no todo el contenido web debe ser hecho para teléfono, es un gimmick”. 

Una de las razones por las que los miembros de The Garden Review han decidido no adaptar su contenido a dispositivos móviles, es que lo consideran un medio limitado en comparación a una computadora. Según sus creadores, un teléfono es un “medio cerrado” y las capacidades de copiar, responder o interactuar son muy limitadas. Gabo señala: “Contrariamente a la tendencia actual (y la presión impuesta por compañias como Google) en el Garden Review pensamos que no todo el contenido web debe ser hecho para teléfono, es un gimmick”. 

Screen shot 2016-06-27 at 9.21.35 PM

thegardenreview.net/jello

La filosofía principal detrás del proyecto además de residir en la experimentación, también esta basada en la idea de transmitir y plasmar diferentes perspectivas de la realidad; arriesgarse a “piratear” y mejorar el Internet. “Imagina que eres muralista, si el 99% de tu público va a ver tu mural en una chingadera del tamaño de una servilleta ¿no crees que tienes un problema?”

The Garden Review es un sitio en constante cambio al que cada vez se suman más personas e ideas; uno de los aspectos que lo hacen tan especial es que un día puedes visitarlo y encontrarte con algo totalmente diferente. En ese sentido, el espacio se caracteriza por ser una especie de instalación virtual viviente sin un propósito definido pero lleno de significado.
Visita el Garden: thegardenreview.net