Hace 1 año Navorski

El apellido Jodorowsky, pesa. Eso lo sabe Adán, hijo del famoso escritor y cineasta, quien ha seguido los pasos de sus papá en las actividades artísticas que rompen tantos cánones como paradigmas y que segmenta la opinión del público.

Como Adanowsky, como Adán y tanto en su carrera musical como en su desarrollo como actor, el franco-chileno ha explorado estas disciplinas artísticas detrás de diferentes personajes y se ha vuelto centro de controversia como la suscitada con el video de “Would You Be Mine” con la actriz porno Stoya, en la que la línea entre pronografía y arte fue dulcemente diluida.

Me encontré a Adán en un pequeño recital que ofreció hace unos días en el Centro de Cultura Digital y le pregunté sobre su reciente participación en la cinta Poesía sin Fin dirigida por su padre Alejandro Jodorowsky; ésta es la secuela de La Danza de la Realidad y se encuentra, por ahora, sin fecha de estreno en México.

Unos minutos antes de tomar el escenario, un tímido y por momentos divagante Adán me habló sobre su set acústico, su concepción de la crisis de derechos humanos en nuestro país y sus planes a mediano plazo.

Aquí la plática.


Háblame un poco del recital que estás a punto de dar. Oí que es una presentación acústica.

Sí, es un set con una guitarra nada más. Tocaré con una Gibson J45 que me prestó un amigo que se llama Pablo Valero porque dejé todos mis instrumentos en París. No preparé mucho esta presentación pero ya he pasado mis canciones a acústico antes y sé que soy capaz.

Tienes una buena cantidad de material del cual escoger. ¿Ya tienes una idea de cuales temas elegirás?

Sólo tengo tiempo para unas cinco o seis canciones así que elegiré de mis tres últimos discos.

Platícame un poco de Poesía sin Fin. ¿Cómo ha sido trabajar con un nombre tan reconocido como el de tu papá? ¿Te crea algún tipo de presión?

En realidad él escribió la película y buscaba a alguien para actuar como él cuando era joven, pues es la historia de su vida. Me preguntó si quería hacerlo y ya que habíamos trabajado antes juntos y estamos acostumbrados, obviamente dije que sí. Que era un honor. Llegué a Chile y ahí filmamos. La película se presentó en Cannes hace unos días y le fue muy bien. La gente la recibió como queríamos. Todos fueron muy amables, se emocionaron, entonces cumplió con su misión.

Así como Alejandro, Adán también pareciera un ciudadano del mundo. Sin residencia fija y moviéndose por todo el globo. ¿Cómo ha influido esta situación en tus composiciones?

Hace un mes y medio que estoy en México. Nunca había estado tanto tiempo en una sola ciudad, para ser sincero. Me hace mucho bien. El hecho de haber viajado por todo el mundo si influyó bastante. Tengo culturas latinoamericanas, estadounidenses, europeas y ahora me gustaría impregnarme de una parte más occidental. Quiero conocer China, Japón […] en mi próximo disco intentaré mezclar las influencias de todos los países que he visitado.

Alejandro se ha caracterizado por tener una contacto muy particular con la realidad a todos sus niveles; tanto artística como políticamente. Quisiera saber, ¿cuál es tu opinión de la notoria crisis de derechos humanos que vive México?

Es terrible, obviamente. Pero al ser un nómada me doy cuenta que hay crisis en todos lados. En realidad, en el mundo siempre hubo crisis, sólo que ahora está aumentando. Pero, por otro lado, creo que también hay tomas de conciencia. En una época no había tanta preocupación por lo ecológico, ahora la gente habla de eso, la gente habla de comida orgánica, entonces, todo va mal pero todo está yendo mejor también. Cuando las cosas van mal, despierta algo en la gente. Yo tengo fe. El mundo siempre estuvo mal, desde el inicio. Yo recuerdo que de niño, los ancianos decían que su época había sido la peor, luego los adultos y ahora yo. Siempre hay guerras, hambre. Hay que intentar no alimentar el terror como lo hacen algunos medios que nos muestran solo una parte de la realidad para alimentar su programa de terror.

Adán Jodorowsky

¿Vas a andar de gira con la película?, ¿grabarás algo próximamente?

Tengo planeado dirigir una película, estoy buscando el dinero y a finales de noviembre empiezo a grabar un nuevo disco para el que ya estoy componiendo las canciones. Será el primer disco como Adán, ya no como Adanowsky. Había hecho algo como Adán & Xavi y Los Imánes, pero éste será mi primer disco solista.

¿Por qué el cambio?

Hace un tiempo, en México, maté a mi personaje en el escenario. Supe que nunca más me iba a llamar Adanowsky, ya no quería máscaras, ni vivir de personajes. Adán es lo que soy y es la primera vez que voy a entregar realmente mi ser, tanto en las letras, como en la música y en mi forma de actuar.