Texto: Erick Groove

Brujería desde sus inicios siempre fue una banda polémica, puesto que nacieron en un contexto donde el metal en español no era muy bien visto en la escena underground de Los Ángeles. Sin embargo, Brujería fue una especie de respuesta-protesta contra esta situación.

Formados en 1989 esta banda comenzó siendo una especie de sátira-broma de la escena en sí. Sin embargo, el proyecto poco a poco tomando una fuerza y una solidez que los harían tener una identidad bien formada, llevándolos a destacar en la escena.

Inspirados por los hechos ocurridos en el rancho de Santa Elena el 11 de Abril de 1989, donde Adolfo de Jesús Constanzo y Sara Aldrete resultaron responsable por supuestos ritos de satanismo y misas negras.

Es aquí donde comienza el amarillismo de los medios de comunicación; puesto que la religión que profesaba Constanzo no tenía nada que ver con ningún tipo de satanismo, sino con la religión africana del ‘Palo Mayombe’ del cual Adolfo de Jesús era una especie de sacerdote, que supuestamente llegó a oficiar rituales de protección para narcotraficantes, donde el derramamiento de sangre tanto de humanos (se encontraron 17 cadáveres humanos inhumados) como de animales se hizo presente.

Permeados por este hecho, la Brujería comenzó a cantar temas sobre satanismo, narcotráfico y sexo. Siempre controvertidos en sus primeros trabajos musicales (‘Demoníaco’) con canciones como ‘Santa Lucía’, ‘Sacrificio’, ‘Seis, Seis, Seis’, ‘Papa Capado’ que posteriormente se convertirían en clásicos de la banda. Posterior a ‘Demoniaco’, llegó ‘Machetazos’.

Cabe destacar que para muchos fans de la banda en estos primeros dos trabajos es cuando el sonido de Brujería era más puro y crudo. Fueron producidos y distribuidos por el sello Alternative Tentacles de Jellow Biafra (integrante del grupo).

El nacimiento de Coco Loco

Al llegar su LP ‘Matando Güeros’ en 1991 (producido y distribuido por Roadrunner Records), Brujería alcanzó la cúspide de la controversia en su carrera, pues dicha portada mostraba una mano sosteniendo una cabeza decapitada.

La portada fue censurada con un una protección de papel con un fondo negro con el logo de la banda y una advertencia que decía: «Censurado. Advertencia=Fotos realmente explícitas dentro», tanto en su edición de cd, vinilo y cassette.

A pesar de que en el libro de las copias distribuidas recalcaban de donde habían tomado la fotografía con la siguiente leyenda: «AUTORIZACIÓN DE LA REVISTA PELIGRO», pronto la banda se vio envuelta en una confusión que los expuso públicamente.

Un noticiero de Telemundo llamado ‘Ocurrió así’, que solía presentar material de alto impacto presentó un reportaje titulado «Satanismo, Rock y Asesinatos», un tanto amarillista. Ahí expusieron a la banda, al tipo de música y sobretodo a las letras llenas de sexo, narcotráfico y satanismo; ya que se les relaciona con un doble homicidio.

Mario Ríos y Alma Ruíz fueron secuestrados, asesinados y descuartizados.  Era bien sabido que eran asiduos practicantes de la santería. Y curiosamente, la cabeza de la portada era un poco parecida a la de Mario Rios; lo que llevó a las autoridades a pensar que tal vez podría existir una especie de conexión entre la banda y los asesinatos.

No se sabe si fue asesinado o atropellado por un tren ya que el suceso fue cerca de las vías de un tren. Curiosamente a pesar de citar a la Revista ´Peligro´, en el libro del recopilatorio ‘Mexcecutioner: The Best of Brujería’ dicen que tomaron la foto de la revista mexicana de nota roja «El Alarma’. También se llegó a pensar que la banda posiblemente también estaban relacionados con los feminicidios en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Y así fue como nació lo que llaman ‘la mascota del grupo’ Coco Loco quien se convirtió en una especie de macabra mascota que ha sido el símbolo de la banda desde su álbum debut, por lo que es un elemento que nunca puede falta y uno de sus sellos más característicos. Volvió a aparecer en el LP ‘Brujerizmo’ y en su más reciente producción ‘Pocho Aztlán’.

Digger

Digger

Colaboradores y editores de digger.mx