Hace 1 año Yann

TIU-noticias-uiq-zuli-bionic-ahmed-lee-gamble-el-cairo-768x432 (1)Hace poco leí en TIUun artículo que me resultó bastante interesante; éste, versaba en torno a un productor que admiro bastante: Lee Gamble. Tal parece, que ni bien empezado el año, y después de la fundación de su sello propio (UIQ), nos vuelve a sorprender. Sin embargo no desde el área creativa, sino desde una faceta curatorial, y a decir verdad, no decepciona en los más mínimo. Puntualmente, hay que señalar que la sorpresa no sólo reside en el hecho demostrar la sapiencia musical que maneja, ni en la diversidad de la misma, sino que en esta experiencia primigenia dirigiendo un sello, ha sabido darle al clavo, presentando a un personaje inédito que es poseedor de un producto sonoro bastante atractivo, todo esto, en pos de brindarle un halo de novedad a la menguante escena electrónica.

Lee Gamble acaba de anunciar la presentación de la próxima entrega del label, se trata de un ente desconocido al menos para mí. Ahmed El Ghazoly, mejor conocido como ZULI, es un productor que se desenvuelve en los territorios de la escena subterránea electrónica egipcia (su tierra natal). Su estilo engloba ritmos fracturados con nociones presentes de techno y jungle, aderezado además, con tintes de música folclórica egipcia. Una combinación por demás cautivadora, con el sólo hecho de imaginarla.

vent-cairo-street02

ZULI es además, uno de los artífices principales de un movimiento que ha cobrado bastante fuerza en la ciudad de El Cairo, en los últimos dos años. Se trata de un grupo de DJ’s y productores de origen egipcio que forman parte de un colectivo llamado KIK (Cairo Is Coming), el cual busca romper con los modelos convencionales de producción con el firme objetivo de cambiar la percepción creativa en dichas latitudes. KIK está conformado por productores apasionados de la electrónica dirigida a la pista de baile, dentro de los que destacan: ZULI, $$$TAG$$$, ISMAEL, Bosaina, N//A\\A y Hussein Sherbini. Es en esta ciudad decadente que transpira misticismo y que ha sido azotada por diversas problemáticas sociales recientemente tales como la primavera árabe (producto de un estado que gobernaba con desidia y represión desde hacía treinta años), o como la marcada gentrificación a causa del turismo, se podría decir que se pasó de no tener escena electrónica alguna, a desarrollar una potente plataforma que a la postre se ha afianzado de manera irrefutable.

Fue mediante la fundación de VENT, el único club establecido de manera permanente en la ciudad, que han sido capaces de poner en la mira del acontecer electrónico mundial, a Egipto: el único país de cultura árabe que puede jactarse de tener un espacio de orden recreativo, ya sea para dar a conocer el talento de productores desconocidos, así como de dar la oportunidad a sus habitantes de disfrutar de otros ya consolidados. Personajes extranjeros de renombre como Ben UFO o Huerco S, han sido parte del crecimiento de este recinto.

Hay que tener en mente, que Egipto nunca fue como otros países árabes, donde el nivel de alienación moral es cruento y tiránico, sin embargo, esto debe ser considerado como un hecho histórico, por lo que representa. Ya que estamos ante uno de los primeros – y pocos- avances en cuanto libertad se refiere. Libertad creativa, libertad de intereses, o llámese como sea, pero libertad a final de cuentas.

El debut de Ghazoli en UIQ, se dará mediante el lanzamiento de un EP que lleva por nombre: Bionic Ahmed, y fue estrenado el día de ayer 28 de enero. En éste podemos encontrar 6 temas, que nos surmergen en un aire donde la realidad se fragmenta por un instante; dónde respira un aire misterioso que nos pinta postales de tierras faraónicas, imágenes de atardeceres en callejones decrépitos plenos de misterio … Con pirámides colosales que vigilan impetuosas en el horizonte