Bajo la inspiración de un suceso trágico en la vida de Priscila Félix nace esta canción. Priscila nace un homenaje a un amigo que falleció en un accidente en el Nevado de Toluca.

Encuentra la paz en esta canción, cuando uno pierde a un familiar la vida resulta injusta y dramática. “Al Pie de la Montaña” nos enseña a fluir y dejar ir pensamientos negativos.

La letra en sí habla de la pérdida de un ser querido y tanto la lírica como la musicalización son tristes, pero a la vez esperanzadoras. 

El EP de Priscila, del cual forma parte “Al pie de la Montaña”,  llamado A donde quiera que voy, está inspirado en el libro Mujeres que corren con los lobos de psicología femenina y en La Princesa Mononoke de Studio Ghibli. Las canciones tienen claras influencias del álbum Ray of Light de Madonna, de Mecano y de Jorge Drexler. La estética general de la canción definitivamente existe en el mismo universo que el de contemporáneas de Priscila como Jonna Lee y Hanne Kolstø.