Hace 4 meses Manuel

A finales de la década de los noventa luego de toda esa guerra entre raperos, de hablar hasta el hartazgo de vender drogas y tirar plomazos, las aguas en la ciudad de Nueva York se fueron calmando. Como si se tratara del flautista de Hamelin, la voz de una chica tejana acarició los oídos de los más duros gangsters para calmar la tensión de un ambiente violento y hostil. En febrero de este 2017 se cumplieron 20 años del lanzamiento de Baduizm el disco debut de Erykah Badu, uno de los álbumes que sirvieron para edificar lo que a la postre sería la congregación de los Soulquarians integrada por Badu, los Roots, D’Angelo, Common, Bilal y los Slum Village.

Erykah Badu, nacida y criada en Dallas Texas siempre tuvo un talento especial a la hora de cantar, su voz es tersa como terciopelo, seductora y con una vibra sumamente espiritual. Desde su inicio en el mundo de la música estuvo ligada a D’Angelo, pero fue el álbum debut de la cantante Brandy la que la inspiró a trabajar en su primer disco luego de firmar con la disquera Kedar Records, una subsidiaria de Universal. Badu, orgullosa de su herencia afroamericana, de ahí que haya cambiado su nombre porque Erica le sonaba a nombre de esclava, comenzó a trabajar con los ritmos creados por afroamericanos en el sur de EE. UU. como el jazz, funk y soul.

Bajo la tutela del productor Kedar Massenburg crearon un concepto llamado neo soul, donde revivieron las voces dulces con instrumentaciones tenues características de los músicos de jazz. Si bien, ya existían algunas chicas dentro de la industria del R&B y Soul, Erykah fue pieza clave para trascender más allá de las listas de popularidad, sino de hacer una propuesta más sustanciosa, con tintes más profundos. Canciones como “On & On” reflejan su talento lírico y su intenso fervor espiritual al hacer una crítica a una modernidad que poco a poco se volvía más vacía “Most intellects do not believe in God but they fear us just the same”.

Erykah Badu no sólo posee una de las voces más suaves de su generación, sino que su cadencia al cantar le otorga un toque sensual que era capaz de derretir la Antártida. Baduizm termina por ser un clásico instantáneo por la suma de factores que lo componen: una chica orgullosa de sus raíces, segura de sí misma, el apoyo de los productores más relevantes de la época, como los Roots, además de contar con el respaldo del circuito jazzístico.

Con el verano por delante y con la fiebre por el R&B contemporáneo a flor de piel, escuchar el álbum debut de Erykah Badu es vital para comprender el éxito de artistas como SZA o Solange Knowles.

Pueden encontrar Baduizm de Erykah Badu en la tienda en línea o en Colima 110. También te invitamos a checar nuestro catálogo de Soul/Funk.