Hace 2 años Yann

Hoy le decimos adios a la cantante Natalie Cole, hija de los legendarios Nat “King” Cole y Maria Cole, considerados como dos de los más grandes íconos del jazz en toda su rica historia. Natalie sin embargo, se hizo acreedora de un respeto propio y no sólo del heredado; allá por 1975 ganó el Grammy bajo la categoría “Best Female R&B Vocal Performance”, gracias a la interpretación a dueto con su padre del tema “Unforgettable”, que el mismo King Cole hizo famosa allá por 1952. A finales de la década de los 50, viajó con su padre por México y Europa, experiencias que no sólo enriquecieron su visión creativa, sino que la llevaron a conocer a su padre de una manera más intíma, para poder desarrollar un estilo propio.

Photo of Nat King Cole

Al pasar de los años, su legado continuó y a pesar de que su padre murió cuando ella sólo tenía 15 años de edad, su música perduró a través de ella, gracias a la inclusión de diferentes matices. Es así, que su música se convirtió en un himno atemporal que evoca sentimientos de nostalgia, y soledad.

Natalie dejó el mundo terrenal el día hoy, a la edad de 65 años con motivo de una falla cardíaca, y más allá del revuelo que ha causado la noticia, todos desde su trinchera dejan de lado la tristeza, para decir adios a una mujer que supo dejar un legado, más allá del que dejo su padre.

Sólo nos queda decir: So Long, Natalie… See you on the other side.