Hace 2 años Oscar Cruz
SPOILER ALERT

 

Por fin la ruptura de los Avengers, el equipo de súper héroes más poderosos en la tierra y más importante de Marvel Comics llegó a la pantalla grande, con un nada despreciable 92% de aprobación en el Tomatometer, Captain America: Civil War, la película que da inicio a la tercera etapa del Universo Cinematográfico de Marvel hasta el momento (el sábado) ha generado un total de 261 millones de dólares, con lo cual ya rescató su inversión de 250,  a pesar de que el filme aún no se estrena en Rusia, China ni en Estados Unidos, siendo estos dos últimos los mercados más fuertes por abordar.

De continuar esta tendencia, se especula que Captain America: Civil War supere a su predecesora Avengers: Age Of Ultron, la cual obtuvo una ganancia total de $1,405, 413, 868 de dólares en taquilla. Otro de los factores para que la nueva película de Marvel y Disney la supere es que ésta ha agradado aún más que Age of Ultron con su 75% de frescura según la clasificación de Rotten Tomatoes. ¿Pero cuál es la clave para su éxito y que hasta el momento sea considerada como la mejor película de Marvel?

image001

Ciertamente no es por la adaptación del cómic al cine. Para empezar, el título de la película resulta una gran mentira, en el mundo impreso,  Civil War es probablemente el acontecimiento más importante de los últimos años en la editorial de El Generalísimo Stan Lee. Su magnitud es tal que afectó varios títulos de la franquicia como Spider-Man, The Fantastic Four, X-Men y obviamente Avengers; por mencionar algunos.

 Con el guión del escocés Mark Millar (conocido por su trabajos en Marvel, DC, Vertigo y responsable de una tal Kick-Ass), basado en la idea original de Brian Michael Bendis e ilustrada por el dibujante canadiense Steve McNiven, el entintador Dexter Vines y el colorista Morry Hollowell, Civil War es una serie de eventos publicados por Marvel Comics desde julio de 2006 hasta enero de 2007. A grandes rasgos la historia cuenta cómo Iron Man y Captain America se enemistan y crean dos bandos de súper héroes y villanos, el primer grupo a favor de la “Ley de Registro de Súper Humanos” y el segundo, obviamente, en contra de ésta. Esto tiene un porqué un poco diferente a su adaptación cinematográfica.

Todo comienza cuando un equipo de súper héroes jóvenes conocidos como los New Warriors trata de aprehender a un grupo de villanos en la pequeña ciudad de Stamford, Connecticut, esto mientras se realiza un reality show de los héroes. Todo se vuelve una pesadilla cuando uno de los antagonistas, Nitro -quien tiene el poder de explotar y reconstruirse nuevamente-, mientras pelea con Namorita (pariente de Namor The Submariner), decide estallar a las afueras de una escuela. El saldo: 612 personas fallecidas, 60 de ellos niños de la escuela donde terminó el combate y la destrucción de la ciudad por completo.

La repercusión de esta catástrofe es que el gobierno de los Estados Unidos de América promulgara y ejecutara el “Acta de Registro Sobrehumano”. Entre los daños colaterales está obviamente la división y disolución de los Avengers creando la enemistad entre Tony Stark y Steve Rogers y otros momentos curiosos como cuando Spider-Man revela al mundo que él es Peter Parker, la aceptación de los 198 mutantes restantes después de los acontecimientos en House of M (evento Marvel donde  Scarlett Witch creó una realidad utópica pero al regresar todo a la normalidad dejó sin poderes a la mayoría de los mutantes en la tierra), la disolución de los Fantastic Four, S.H.I.E.L.D actuando como la Gestapo para hacer cumplir la ley de registro y quizá el más impresionante de todos, la muerte de el Captain America.

 Para todos los que ya leyeron este cómic, saben que estoy omitiendo una infinidad de detalles que hacen única a esta historia, dejo del lado las historias extra (como la de Wolverine que es muy buena, llamada Vendetta) y pues claro que leer el cómic es más rico para el fan from hell. Si gustan, tienen la oportunidad de leerla, hay varias tiendas especializadas donde pueden adquirirla, aunque de precios pueden estar altos debido a la demanda.

La versión cinematográfica, es un poco diferente. Steve Rogers termina enemistado con Tony Stark gracias a que la ONU decide ponerle límites a los Avengers, quienes han salvado al mundo en distintas ocasiones, pero a un costo enorme. Justo al inicio de la película un incidente en Nigeria que deja un gran número de muertos y desata el repudio a nivel mundial contra los héroes. La reacción, por parte de Las Naciones Unidas se pretende implementar Los Acuerdos de Sokovia (región donde el equipo peleó con Ultron). El objetivo de este tratado es que los súper héroes respondan conforme a las necesidades de los Gobiernos de todo el mundo.

Justo en la firma de los acuerdos, un incidente terrorista sucede y el Winter Soldier a.k.a. Bucky Barnes es señalado como el autor material del atentado. Obviamente su amigo de toda la vida, Captain America decide encontrarlo primero ya que cree que Bucky es inocente. Esto enfada a Iron Man, lo que en primera instancia separa a los héroes más fuertes de la tierra. Esto hace que la historia parezca una telenovela para adolescentes, de amor y despecho, más con el primer trailer que apareció en los medios. Pero va más allá de eso, afortunadamente.

Muy lejos de ser la batalla épica como en su contraparte impresa, al principio esta pelea parece una simple riña callejera con weyes muy fuertes. El encuentro entre Scarlett Witch, Falcon, Ant-Man, Hawkeye y Winter Soldier liderados por Captain America contra Iron Man, Black Window, War Machine, Vision, Black Panther y Spider-Man (quien roban mucho protagonismo en el filme), resulta ser bastante espectacular. La verdad su servibar quedó bastante satisfecho e impresionado para haber sido solo un “tiro de valedores”.

image003

Ya hacia el final, la película deja la trama para adolescentes de lado y toma un curso más profundo. Entre los dilemas morales de los héroes, los conflictos para llevar a cabo su deber y obligaciones, y las consecuencias que resulten por llevar a cabo su trabajo. La atracción poderosa entre Bucky y Rogers está de sobra. El final es bastante bueno, con un Cap que deja atrás su faceta como niño bonito y  realmente pelea como su versión de papel, y lo mejor: el vínculo fatídico entre Stark y Barnes. Las escenas post-créditos, unas de las mejores desde hace mucho en alguna producción de Marvel.

 Siendo objetivos, este filme apenas si es fiel a la serie de cómics de Millar. En caparazón hace la referencia pero se queda muy lejos de ser una representación digna, una verdadera Civil War. Si sumamos que no todos los héroes implicados (X-Men, Fantastic Four, New Warriors, etc), no forman parte del universo cinematográfico porque los estudios simplemente no tienen los derechos para proyectarlos. Spidey apareció de milagro, gracias al poder del dios dinero y que la necesidad de darle pelea a DC fue más grande.

No, no es una adaptación fiel. Pero es única por la manera en la que fue abordada. El plan maestro de Disney y Marvel ha sido ejecutado magistralmente, ya sea gracias a la mercadotecnia (y es que su campaña fue bastante fructífera), efectos especiales, edición, colmillo por parte de las productoras, la realización y hasta los actores. No es que sean mejores que los de la casa rival, pero llevan más tiempo vistiendo las capas y armaduras que los que aparecieron en la última película de DC, o simplemente caen mejor. Pa’ pronto, salió buena la película, contra todo pronóstico del que escribe y de muchos más.

image006

 Otra de las claves de su prematuro éxito es que Chadwick Boseman como T’Challa a.k.a. Black Panther y el mozalbete Tom Holland como Peter Parker a.k.a. Spider-Man han caído muy bien al público en general. Black Panther es un personaje clave y para muchos Marvel fans from hell incluso volviéndose de culto. Y es para estos mismos que la aparición de Spidey en el universo expandido es como recuperar la fe en Marvel. De ese tamaño es el impacto del lanza redes. Por eso cada uno tendrá su película en solitario en el futuro cercano…

 Pueden ser fans de Marvel o de la otrora DC, pueden ser seguidores de ambas y amar esta época en la que el cine de súper héroes inunda las salas y así será por lo menos unos cinco años. Pero no podemos negar que la rivalidad de ambas editoriales se ha transportado a la pantalla grande y que cada una de ellas ha tenido su momento de gloria. Pero para esta, que está pintada como la pelea definitiva, el primer round lo ganó Marvel. Sin embargo, esto apenas está comenzando. Ya veremos el desarrollo de la situación con Suicide Squad y Doctor Strange este año.

Al momento de escribir estas líneas, la película se proyecta en Estados Unidos y los últimos mercados importantes a nivel mundial, obviamente sus ganancias incrementarán y ahí se medirá por fin la trascendencia de la película, porque el éxito comercial ya lo tiene. Vayan a ver Captain America: Civil War y saquen sus propias conclusiones o, si ya la vieron, únanse al debate y expresen su sentir, si son #TeamIronMan o #TeamCaptainAmerica no importa, porque yo soy #TeamSpiderMan