Hace 2 meses Digger

El año pasado justo por estas fechas descubrimos a El muchacho de los ojos tristes, un personaje que en su momento era solo un compadre que en ocasiones especiales se acompañaba de una banda. En ese entonces nos cautivó con sus tracks “Un Delfín” y “La chica del tambor” ambos pertenecientes a EL E.P, justo el material con el que lo comenzamos a conocer; música triste y melancólica, con ligeros toques de dream-pop y shoegaze donde predomina un rocksito garashero bastante amigable.

Lo que llama la atención de esta propuesta jacarandosa (aparte de sus memazos en Facebook) es que son personas con una propuesta honesta y que además, saben cómo hacer las cosas; se nota en su estética con toques de la cultura mexa y un tanto psicodélica que aunque no es tan llamativa, sigue una línea. Por su parte Abel bien metido en su personaje con esos característicos lentes redondos y sus trencitas ya hasta tiene sus propias ilustraciones. Además se sienten vivos en su nicho, con shows bien elaboradas y evitando tocar por tocar, cada uno lo convierten en una ocasión especial.

No tengas miedo y aviéntate a hacer eso que el miedo te ha impedido, es lo que metafóricamente nos dice Abel Bucio en su nuevo sencillo “Santo Remedio (Tu mejor atuendo)”. Bueno, en teoría lo dice él, pues toda la composición musical e instrumentos en esta rola —como él nos ha hecho hincapié— se la debe a su ahora banda El muchacho de los ojos tristes, la cual se compone por Eric Del Rey, Juan Maldonado, Karla Briseño y Wa Guerrero.

Pero llegarle a la jainita del barrio que le pasa el rocanrol como a ti, es solo una analogía que utiliza El muchacho para decirnos que cualquier cosa que tengas en mente, por más arriesgada o loca que sea (siempre y cuando no te dañe o dañes a terceros), pues qué más, rífate, juégatela, qué tal si te mueres sin hacer algo que siempre quisiste solo por miedo. El video, no tiene mucha ciencia, aunque un par de buenas historias detrás, como que no habían ni pedido permiso en la locación, por lo cual lo tuvieron que grabar en chinga, en fin, ustedes denle el visto bueno.

Y así es como El muchacho de los ojos tristes seguirá escribiendo sin temor, para darnos en un futuro no muy lejano un nuevo EP. Por lo pronto déjense llevar y disfruten.