Hace 5 meses jignacio

La premisa del Boiler Room es sencilla; se trata de organizar un noche electrónica en lugares inusuales, que se transmita vía internet, y que además se pueda ver todo el mundo. El propósito es crear un ambiente como el de los raves clandestinos de mediados de los 90, y así ayudar a que la música electrónica del “underground” siga creciendo.

El pasado fin de semana, el Boiler Room se celebró en la Ciudad de México por segunda vez en este año, y los invitados en esta ocasión fueron increíblemente eclécticos, ya que cada uno tocaba música diferente. Viiv, Human, Tropicaza, Compressor y Light IDR fueron los encargados de  darle una cátedra de géneros de música electrónica a las decenas de personas que se presentaron en el Foro Normandie.

A pesar de que los sets de cada artista variaron mucho, hubo un hilo conector: el amor por el vinilo. Así es, todos los DJ’s que tocaron en la segunda edición de Boiler Room del año, tocaron con tornamesas de la vieja escuela, y por supuesto, todos llevaron su colección personal de LPs, para así mezclar en vivo.

En el marco del Record Store Day, los organizadores del Boiler Room, le quisieron hacer eco al festejo del formato físico, y por ello, curaron el talento teniendo en mente a aquellos que tocaran como lo hacían hace un par de décadas. Y el resultado fue increíble.

La noche estuvo llena de desplantes sonoros inesperados; Tropicaza logró hacer bailar desde temprano a la audiencia con sus ritmos selváticos; Compressor enloqueció a todos con un frenético set de electro; la señorita Vivian Garciaferro, también conocida como Viiv, hipnotizó los oídos de los asistentes con un poco de house y minimal; mientras que Light IDR asaltó los sentidos de todos con un poco de house, y otro toque de techno.

Tropicaza

Viiv

Human

Compressor

Fue una noche increíble y esperemos que se repita el mes que viene. Boiler Room, nunca nos dejes.

https://boilerroom.tv/
FB: /boilerroom.tv
Instagram: @boilerroomtv